Buscar

sábado, 10 de abril de 2010

'La última cruzada' muestra con estupor el horror de las matanzas franquistas



Terra Actualidad - EFE 2008
La última cruzada', un documental de Enrico Deaglio y Beppe Cremagnani, muestra 'con estupor' el horror de las matanzas franquistas y el silencio que las sepultó hasta que muchos españoles decidieron recuperar la memoria histórica.
El documental, distribuido hoy en un dvd junto con la revista bimensual 'Diario', está firmado por los autores de otros filmes reconocidos en Italia como 'Cuando estaba Silvio' o 'Matad a la democracia'.
El primero de esos documentales investiga cómo Silvio Berlusconi construyó su imperio y el segundo denuncia un supuesto fraude electoral en las últimos comicios italianos.
'La última cruzada', en referencia al respaldo que la Iglesia Católica dio al dictador Francisco Franco, nace del 'estupor' que provocó en los realizadores el descubrir el alcance de los crímenes franquistas, tras lo que empezaron a hacerse una serie de preguntas.
'¿Cómo fue posible que un fascismo en Europa durase cuarenta años? ¿Cómo es posible que sólo ahora se tenga noticia de los exterminios consumados por la dictadura? ¿Cómo es posible que, hablando hoy de Franco, se le pinte más como un autoritario que como un asesino?', se interrogan los autores.
En un artículo de dieciséis páginas contenido en la revista y titulado 'La memoria de los nietos', Cremagnani explica de dónde nace su estupor.
'Casado con una española y veraneante en Andalucía, me había adaptado a la idea, muy difundida (...) de un Franco dictador con guantes de terciopelo, o como el mal menor, como un baluarte contra el comunismo', asegura.
A partir de ahí, su documental desbroza la dictadura franquista, principalmente a través de las matanzas ordenadas por Franco 'para extirpar el comunismo y el proletariado'.
Las principales pruebas de cargo de esas matanzas son las fosas comunes que ahora centenares de familiares y voluntarios están excavando.'
¿Por qué tantos españoles se han puesto de repente a excavar? Porque la terrible historia de Franco se había quedado bajo tierra', sostiene Cremangnani.
Junto a imágenes de las fosas, se intercalan entrevistas con diversos familiares de víctimas de la represión, entre ellos el periodista Emilio Silva, uno de los pioneros de la recuperación de la memoria histórica al buscar y exhumar el cadáver de su abuelo fusilado.
Además, se entrevista al historiador Francisco Espinosa que señala que se han documentado 130.000 'víctimas de izquierdas' fusiladas tan sólo en media España.
El documental, de una hora de duración, continúa diseccionando la dictadura y su raíz fascista con la 'justificación científica del exterminio' hecha por el psiquiatra Antonio Vallejo Nájera, quien aseguraba que 'los comunistas y los subversivos en general son personas de un coeficiente intelectual inferior. Fracasados sociales'.
Su proyecto de 'eugenésis' (búsqueda de la perfección biológica de la especie humana), calificado en el documental como 'precursor' de lo que sucederá después en la Alemania nazi, sirve para 'el secuestro de unos diez mil niños a las mujeres republicanas'.
La cinta examina, con testimonios como los del periodista Isaías Lafuente, los símbolos del régimen, en especial el Valle de los Caídos, así como el uso de los prisioneros de guerra para su construcción.
Prisioneros, que de acuerdo con los testimonios, fueron usados como esclavos y cuyo trabajo sirvió de origen para algunas de las constructoras y fortunas más importantes de la España franquista.
Realizado con técnicas de televisión, al llegar a la actualidad, el documental divide su pantalla para mostrar las imágenes del Vaticano, donde el 28 de octubre del año pasado se beatificó a 498 'mártires' y del Parlamento español, que el 31 de ese mismo mes aprobaba la ley de memoria histórica.
Tras reflexionar sobre su trabajo, Cremangani cree que 'España entera ha ignorado, o ha querido ignorar, el pasado hasta que éste no se le ha echado en cara; ahora que la memoria se está exhumando, ya sin miedos ni compromisos, la historia tendrá que ser escrita de nuevo y las injusticias reparadas'.