Buscar

domingo, 11 de diciembre de 2011

Construirán en Málaga un panteón para enterrar a 2.800 víctimas de la Guerra Civil y la dictadura

Flores en San Rafael

La Asociación contra el silencio y el olvido para la recuperación de la Memoria Histórica de Málaga tiene una subvención de 100.000 euros, la más alta dada por el Gobierno para este fin

Sur.es - 08.12.11 - EFE / MÁLAGA
La Asociación contra el silencio y el olvido para la recuperación de la Memoria Histórica de Málaga, subvencionada con 100.000 euros, la cuantía más alta concedida por el Ministerio de Presidencia para este fin, construirá un panteón para dar sepultura a 2.840 cuerpos de víctimas de la Guerra Civil.

Así lo ha explicado a Efe el presidente de la asociación, José Dorado, que ha manifestado que el colectivo está a la espera de recibir dicha subvención para, tras firmar un convenio con la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Málaga, este último con una aportación de 80.000 euros, según Dorado, realizar la obra.

"Antes de recibir esta subvención, nosotros no teníamos dinero ninguno", ha señalado el presidente, que ha añadido que para las exhumaciones de los restos en el antiguo cementerio de San Rafael de la capital han aportado financiación el Gobierno, la Junta de Andalucía y el ayuntamiento.

Este camposanto podría albergar el mayor conjunto de fosas comunes de la Guerra Civil y el franquismo, y a largo plazo, además del panteón, José Dorado ha precisado que el colectivo que preside tiene la intención de crear un archivo en el mismo lugar, pero ahora "lo que corre más prisa", según él, son las sepulturas.

"Queremos un archivo histórico para poner toda la documentación que hay", ha anunciado el presidente, cuyo deseo es hacer también una exposición con los objetos que se han encontrado durante las exhumaciones para explicarles todo lo que ocurrió en ese período histórico a las nuevas generaciones que lo visiten.

Un peine, un dominó hecho de caña, una bolsita de semillas, una dentadura postiza, encendedores y las gafas de una persona invidente son algunos de los hallazgos más curiosos.

Exhumaciones de 2006 a 2009

El proceso de exhumación comenzó, según ha dicho Dorado, en 2006, y finalizó en 2009, aunque como asociación el colectivo lleva realizando gestiones desde 2003, cuando se unieron ocho o diez familiares de represaliados de la Guerra Civil y el franquismo que fueron enterrados en fosas comunes.

La asociación trabaja con el grupo de investigación de la Universidad de Málaga que se encuentra inmerso en un proceso de extracción de muestras a los cadáveres exhumados para realizarles posteriormente pruebas de ADN y determinar su identidad.

"Nosotros queremos que en 2012 estén todas hechas (las pruebas) para depositar los restos en sus tumbas", ha declarado Dorado, al que el proyecto de la construcción del panteón le surgió en 2002 cuando encontró cerrado el cementerio al querer hacer una visita a sus seres queridos allí enterrados.

La asociación ha estado mucho tiempo "luchando", en palabras de su presidente, para obtener "el máximo" para hacer el panteón y, a juicio de Dorado, "es una cosa justa", porque "a esos restos hay que darle una tumba" y es el Gobierno el que tiene que "buscar la forma", ya que el colectivo no tiene medios económicos.

"Queremos hacerlo todo respetando los restos de estas personas a las que por querer una España libre y democrática les ocurrió lo que les ocurriera", ha manifestado Dorado, que ha dicho que están reclamando los derechos de sus seres queridos que "ya no pueden hablar".

Un total de 178 proyectos se repartirán los 5,2 millones de euros de subvenciones que concede el Ministerio de la Presidencia este año a planes vinculados con las víctimas de la Guerra Civil y el franquismo, según la resolución publicada en el BOE el pasado octubre.