Buscar

jueves, 16 de febrero de 2012

Homenaje a las personas que huyeron por la carretera de Almeria en la II marxa maqui en Collserola


El pasado 5 de febrero coincidiendo con las caminatas en homenaje a las personas que realizaron el éxodo por la carretera de Almería. En Barcelona, participe en la II marxa maqui por Collserola, (sierra en el área metropolitana de la ciudad) organizada por los Voluntaris del Consorci del Parc de Collserola. Aproveché, dado la coincidencia de fechas, la oportunidad de dar a conocer este terrible éxodo lejos de Málaga en otra ciudad que me consta no es un hecho histórico conocido.

Aquí transcribo la parte de la charla en homenaje a este suceso, que por cierto causó gran interés entre lo asistentes:

Por último participar del homenaje que hoy se celebra en Málaga y los pueblos de la llamada carretera de Almería. O carretera de la muerte.

El 7 de febrero de 1937 las tropas del general Queipo de Llano se acercan a la ciudad dirigidas por el coronel Borbón, y tropas moras, la fama que precedía las tomas de la ciudades por las tropas sublevadas con sus horribles crímenes hacen que la población de la ciudad y la población refugiada comiencen un éxodo, la mayoría a pie por la carretera de Almería buscando refugio en esta ciudad a 207 km de distancia. La población huyó sin apenas alimentos y agua, acosados por los bombardeos de la aviación alemana, y desde el mar por los buques Canarias, Baleares y Almirante Cervera.

Esta considerado el primer éxodo de población civil bombardeado por fuerzas militares.

Cada año desde Málaga y los pueblos por los que pasa la antigua carretera de Almería se realizan actos y caminatas en homenaje a estos tristes hechos desconocidos y ocultos para el resto del Estado, dicen que cuando Picasso, malagueño de nacimiento se enteró de lo que había ocurrido, dijo que en vez de llamarle Guernica le hubiera llamado Málaga.

También quiero recordar y dar a conocer a Norman Bethune y su equipo medico de transfusiones de sangre canadienses que con sus heroicas idas y venidas con una única ambulancia de la época fue recogiendo toda la gente que podía de la carretera y la llevaban a Almería haciendo este viaje de ida y vuelta para recoger a todos los que pudieran.

Se estima que en la desbandá como se la denomina allí escaparon entre 60.000 a 100.000 personas y perdieron la vida alrededor de 5.000.

MJBarreiroLG