Buscar

domingo, 6 de mayo de 2012

Una pirámide de mármol recordará a las víctimas de la Guerra Civil

Recreación del parque y del monumento

Urbanismo aprueba hoy el proyecto de este monumento, de diez metros de alto, que se ubicará en el Parque de San Rafael, dedicado a la memoria histórica

Málaga Hoy- S. Sánchez / Málaga 03.05.2012
Cuando aún está por definir el calendario y la financiación del futuro parque de la memoria que se ejecutará sobre los suelos del cementerio de San Rafael, donde se localiza una de las mayores fosas comunes de víctimas de la Guerra Civil española, la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Málaga da luz verde hoy al diseño del que será el monumento a instalar en este espacio en recuerdo de los fallecidos. Víctimas a las que se rendirá homenaje con la construcción de una pirámide de casi 10 metros de alto (8 de ellos sobre rasante y casi dos bajo tierra), y de 140 metros de base, que estará recubierta de mármol blanco y cuyo coste se estima en unos 200.000 euros y el plazo de ejecución en 12 meses.

Así consta en la documentación a la que tuvo acceso este periódico y que recoge el acuerdo que se propone hoy mismo al consejo de administración del organismo municipal. De acuerdo con esta información, el diseño elaborado por el departamento de Arquitectura de Urbanismo prevé que en la parte baja "y de manera visible" queden grabados "los nombres de todas las víctimas documentadas", y que se calculan en unas 4.500. Al tiempo, la pirámide servirá como una especie de panteón para los restos que han podido ser rescatados en las excavaciones realizadas en la zona y que se corresponden con un total de 3.500 cadáveres. Según explicaron a Málaga Hoy, la idea es que bajo esta estructura se depositen tantas cajas como restos se mantienen.

La construcción de la mencionada zona verde, salpicada de espacios lúdicos destinados a los vecinos, cuenta con el aval de las tres administraciones públicas implicadas en la intervención. De hecho, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, incluyó el proyecto en el marco de su programa electoral en los últimos comicios locales. En su documento hablaba de un parque de 30.000 metros cuadrados, con un monumento que "represente la paz, la libertad y la convivencia, en consenso con las asociaciones de la memoria histórica". Esta intervención forma parte del ideario colectivo de la ciudad desde hace varios años, sin que hasta la fecha haya logrado impulsarse de manera definitiva. Cabe recordar que el propio equipo de gobierno del PP llegó a solicitar en 2008 a la Junta de Andalucía que destinase parte de los fondos europeos (Feder) de los que disponía a impulsar este proyecto, que en aquel momento se valoró en unos 9 millones de euros.