Buscar

domingo, 9 de diciembre de 2012

García Caparrós será nombrado Hijo Predilecto de Andalucía el 28 de febrero

 
El joven fallecido en Málaga el 4 de diciembre de 1977 por un disparo mientras defendía a la comunidad será reconocido 35 años después
 
La Opinión- 5/12/12­
IU anunció ayer que Manuel José García Caparrós, el joven sindicalista muerto por un disparo en la manifestación del 4 de diciembre de 1977 en Málaga por la autonomía, será nombrado Hijo Predilecto de la comunidad el próximo 28 de febrero.
 
El portavoz de IU en el Parlamento andaluz, José Antonio Castro, recordó que esta formación «ya logró el reconocimiento» a García Caparrós por parte del Ayuntamiento y la Diputación de Málaga, pero en 2010 y 2011 «fue imposible» que el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, «recogiera el testigo de IU y que esta figura fuera reconocida en torno al 28F».
 
No obstante, más tarde, fue el propio Griñán el que anunció que el Ejecutivo autonómico reconocerá a Manuel José García Caparrós como Hijo Predilecto de Andalucía el próximo año en el marco de las distinciones institucionales que concede con motivo del 28-F. El presidente de la Junta recordó que, hasta ahora, el Gobierno andaluz ha concedido el Título de Hijo Predilecto «a una persona viva», pero indicó que en 2013 «se va a hacer una excepción» para que dicha distinción recaiga en Manuel José García Caparrós.
 
En un acto organizado por el PSOE-A por el 4-D, Griñán indicó que hace 35 años los andaluces realizaron «una gesta colectiva» que empezó en la calle, continuó en las urnas y terminó con el convencimiento de que Andalucía «no podía ser una región postergada, olvidada y abandonada».
 
Por otro lado, José Antonio Castro advirtió de que «no se salda la deuda fundamental con la familia, que es que a través de la Justicia se delimiten las responsabilidades, que el asesino y quienes lo encubrieron estén pagando y sepamos la verdad del asesinato, porque eso todavía está pendiente». Admitió que el reconocimiento «llega tarde, pero más vale tarde que nunca».
 
El parlamentario de IU alertó de que, 35 años después del 4D, «la autonomía andaluza está en peligro» por la «apuesta de la derecha del PP por la recentralización del Estado, que implica ineludiblemente que a Andalucía se le corte la financiación en asuntos tan importantes como la sanidad, la educación o la dependencia».
 
Un ejemplo «sintomático» de ello es «la incorporación en los Presupuestos del Estado de una tasa a la banca al cero por ciento, no cobrarle nada para impedir que comunidades como Andalucía puedan cobrar ese impuesto que en su día fue recurrido por el PP, trescientos millones de euros de los que podríamos disponer».
 
«Si el 4D el pueblo andaluz fue capaz de doblarle el pulso a la derecha nacionalista, fue porque tomó conciencia de sí mismo y, a través de la movilización, hizo ver al Estado central y al conjunto de las autonomías que tenía algo que decir», y ahora debe «tomar conciencia nuevamente de sí mismo y de las posibilidades de un pueblo movilizado en pos de su autonomía y soberanía», según Castro.