Buscar

sábado, 22 de junio de 2013

Dos fosas comunes localizadas en Ronda y Cañete la Real podrían tener más de 3.000 cuerpos

Foto: EUROPA PRESS
Comienzan los trabajos para delimitar el lugar exacto en el que se encuentran las víctimas de la Guerra Civil

Sur.es - 21.06.13 M.Ángeles González | Málaga
Francisco Pimentel no ha podido contener las lágrimas al recordar a su abuela cogiendo flores del campo y lanzándolas en el lugar en el que siempre pensó que estaba "tirado" su marido, fusilado en la Guerra Civil. Por aque entonces era un niño y, aunque han pasado muchos años, sigue emocionándose al revivir esa imagen. Hoy, como presidente de la Asociación de la Memoria Histórica de Ronda, ha comparecido ante los medios de comunicación para dar cuenta del comienzo de los trabajos en una fosa común localizada en el cementerio del municipio malagueño en la que podrían encontrarse entre 1.700 y 3.000 cuerpos de víctimas de la contienda, entre ellas la de su abuelo. 

También en el camposanto de Cañete la Real se ha descubierto una fosa, más pequeña, en la que podría haber unos 38 cadáveres y cuyos trabajos de delimitación se iniciarán el próximo lunes, tal y como ha explicado el presidente de la Asociación de la Memoria Histórica en Antequera y comarca, Juan Fuentes.

Estas son dos de las más de 80 fosas comunes que se contabilizan en la provincia de Málaga, con una estimación de más de 6.500 víctimas, según datos ofrecidos hoy por el delegado de la Junta de Andalucía en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, que ha puesto en valor el trabajo de las asociaciones memorialistas y "la labor callada" de los familiares de los fallecidos en la contiendan y años posteriores, así como de los técnicos que trabajan en este terreno.

Por su parte, el director general de Memoria Democrática, Luis Naranjo, ha resaltado que Málaga es una de las provincias con mayor dinamismo "en cuestión de la recuperación de quienes fueron fusilados durante la Guerra Civil y la posguerra" y ha anunciado la intención de este organismo de crear "senderos de la memoria" en colaboración con la Consejería de Turismo, que a su entender podrían ser fuente de empleo. En el caso de Málaga, se ubicaría en la zona en la que tuvo lugar la batalla de Cerro Lucero, con una ruta que partiría del Acebuchal alto y acabaría en la base de Cerro Lucero, según Naranjo. También está a punto de finalizar un documental sobre la huida por la carretera de Almería.