Buscar

domingo, 30 de junio de 2013

El alcalde se niega a que la avenida Carlos Haya cambie de nombre


"No hay ningún malagueño que me lo haya pedido, más bien lo contrario", puntualiza

25.06.2013
El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, no está dispuesto a aceptar la demanda de la Junta y cambiar de nombre la avenida Carlos Haya. El regidor opinó ayer que el cambio, sugerido para evitar la referencia al aviador homónimo que luchó en el bando franquista en la Guerra Civil, «no responde a la petición de los ciudadanos, que va en otra dirección». Aseveró, además, que Málaga y el Ayuntamiento «no necesitan lecciones de nadie» y recordó que se trata de una vía que está «muy en la geografía urbana de la ciudad».

«No hay ningún malagueño que me lo pida; hay bastantes malagueños que me piden lo contrario», señaló De la Torre. El alcade quiso responder al director general de Memoria Democrática de la Junta de Andalucía, Luis Naranjo, que el pasado viernes demandó al regidor del PP que se apresurara a eliminar el nombre de la avenida Carlos Haya en aplicación de la Ley de Memoria Histórica. En este sentido, subrayó que la avenida, junto con el hospital –de cuya denominación ya se ha quitado el nombre de Carlos Haya– «forma un todo, es la zona que tiene el nombre del aviador y está muy en la geografía urbana de Málaga».

«Es un tema complejo», reconoció, pero insistió en que no es prioritario en la ciudad, «como tampoco lo es en materia sanitaria el cambio del nombre del hospital». «Hay que aplicar las leyes con un cierto sentido de la realidad, de la prudencia y del sentido común», indicó.

De la Torre se mostró, no obstante, partidario de suprimir cualquier nombre que tenga una connotación «muy clara» desde el punto de vista político, o que sea una exaltación del régimen anterior y de la falta de libertad, lo cual, en su opinión, no se da en el caso de la citada avenida.
Por otra parte, el equipo de gobierno del PP se comprometió ayer en la Comisión de Pleno de Cultura, Turismo, Deportes, Educación y Juventud a convocar ya la Comisión Municipal de la Memoria Histórica, paralizada desde febrero 2010.

Este anuncio se produce a raíz de una moción presentada por IU en la que se instaba al equipo de gobierno a la convocatoria de este órgano, una iniciativa que, aunque contó con el apoyo del PSOE, fue rechazada por el PP, argumentado que ya cuenta con todos los miembros y que se reunirá en breve.

La portavoz adjunta de Izquierda Unida en el Consistorio, Antonia Morillas, opinó que esta convocatoria «parece que se produce al ver la moción, por lo que, aunque se haya rechazado, al menos ha servido para algo».