Buscar

sábado, 23 de noviembre de 2013

Manifestación “El fascismo es miseria y opresión”. Plaza de la Merced. Málaga.


Sábado 23 de Noviembre a las 19:00 horas. Manifestación “El fascismo es miseria y opresión”. Plaza de la Merced. Málaga



El antifascismo malagueño vuelve a la calles para mostrar su rechazo frontal ante el auge de los fascismos en el estado español. Este crecimiento encuentra su caldo de cultivo en las situaciones de crisis propias del capitalismo, que está castigando especialmente a los pueblos del sur de Europa.

 En este contexto, las contradicciones del sistema en el que vivimos se acentúan, se hacen más evidentes y sus dirigentes ya no respetan los derechos que los trabajadores les arrancaron luchando. La farsa de su democracia y bienestar toca a su fin. Frente a un movimiento obrero que amenaza con reorganizarse, la clase dominante alimenta, como ya ocurriera en el siglo XX, las ideas más reaccionarias de la sociedad. Es entonces cuando florece el fascismo, que no es más que el último recurso de la burguesía para poder mantener sus privilegios y la opresión contra la clase obrera.

Para lograrlo, el fascismo utiliza distintos mecanismos:

- Por un lado, utiliza el aparato del estado heredado del franquismo, dado que en ningún momento se produjo una verdadera transición, e incluso muchos torturadores del franquismo continúan en sus puestos. Mediante violencia policial así como leyes y juzgados de excepción, reprimen cualquier movimiento contestatario. Represalias en forma de multas astronómicas, captura de presos/as políticos/as, ilegalización de medios de comunicación y de organizaciones de resistencia, torturas…

- Por otro, el fascismo toma las calles y los aparatos de propaganda del capital, disfrazándose de ideología, con un discurso populista y empeñado en desviar la atención. Señalan a los sindicatos y a la “clase política“, a la inmigración, o a los que luchan por la autodeterminación en Euskadi, Catalunya, Galiza, Andalucía… y desatan la violencia. Todo vale con tal de que el capitalismo quede ajeno al debate de unas clases populares que buscan responsables de su desesperación y ansían una dignidad que día a día se les arrebata.

Ante el crecimiento del fascismo, es necesario organizarse y dar una respuesta contundente. Es necesario denunciar públicamente y actuar ante cualquier acto, cualquier agresión, destapando a las organizaciones y los discursos que se están asentando en la sociedad.

CONTRA EL FASCISMO, NI UN PASO ATRÁS ORGANÍZATE Y LUCHA