Buscar

miércoles, 22 de enero de 2014

IU alerta de la celebración de un concierto neonazi en Málaga

 
El grupo municipal advierte de que la actuación de los grupos Brigada Totenkopf y Celtiberia atraerá a la ciudad a cabezas rapadas de todo el país
 
21.01.2014
El grupo municipal de IU en el Ayuntamiento de Málaga ha denunciado esta mañana que el próximo 1 de febrero, la ciudad acogerá un acto convocado por la Juventud Patriota de Málaga y que conmemora el XX Aniversario de Brigadas Sur (hinchada neonazi de seguidores del Málaga CF).

La concejala Ana García Sempere ha registrado una moción para la Comisión de Seguridad del consistorio, en la que se solicita que se tomen las medidas necesarias contra las actividades de los grupos neonazis en Málaga, “actuando impunemente, realizando acciones violentas, actos y conciertos donde se expresa ese odio violentamente”. En esta misma línea se ha registrado una petición del grupo de Izquierda Plural en el Congreso de los Diputados.

Según el Informe Raxen, Málaga se ha convertido en uno de los lugares elegidos por los grupos ultraderechistas para realizar acciones de propaganda xenófoba, que han desembocado en la proliferación de actos violentos motivados por la condición social, étnica o ideológica de las víctimas”.

Juventud Patriota es un grupo de ideología fascista, integrado de forma mayoritaria por skinheads neonazis. En el concierto que organizan actuarán los grupos Brigada Totenkopf y Celtiberia, bandas que alientan la violencia política y el odio racial.

IU ha subrayado “nuestra firme oposición al racismo, la intolerancia y la xenofobia”, recordando que ha denunciado varias veces con anterioridad las actividades violentas llevadas a cabo por estos grupos. La formación solicita a la Policía Nacional y Local de Málaga que estén especialmente atentos a esta convocatoria. El grupo municipal ha manifestado su preocupación porque el concierto pudiese desembocar en actos violentos, entre los que se encuentran las denominadas “cacerías”.

La formación exige tolerancia cero con las organizaciones neonazis que alientan el odio racial y la xenofobia, y que poco tienen que ver con bandas o tribus urbanas ya que se trata de organizaciones estructuradas que muchas veces se encuentran registradas como entidades legales.