Buscar

sábado, 18 de enero de 2014

'Se puede morir por la ideas, pero nunca matar por ellas'

Desde Vigo asistieron al acto las hermanas Arbones nietas de
José Antonio Fernández Vega Gobernador Civil de Málaga fusilado
'Se puede morir por la ideas, pero nunca matar por ellas'
La ciudad de Málaga en memoria de aquellos que perdieron sus vidas en defensa de las libertades y la democracia cuyos restos reposan en este panteón y en otros lugares


Alaurin.com - Federico Ortega. 11.01.14
 
El título y el subtítulo de esta crónica son las frases escritas en uno de los lados de la pirámide del panteón del cementerio San Rafael de Málaga, al que varios miles de personas han acudido esta mañana para rendir homenaje a las 2.880 víctimas, sacadas e identificadas de las fosas comunes durante la última década y que descansan ya bajo el monolito, donde han esculpido también el nombre y apellidos de cada una de ellas, por orden alfabético. Ha sido hoy una mañana de tiempo gris, pero muy hermosa, donde la historia se reconcicilia consigo misma o trata de hacerlo, despues de 40 años de franquismo y 30 de democracia, en la mayor fosa común de toda España y posiblemente de Europa.
 
Jose Antonio Fernández Vega era el Gobernador Civil de Málaga nombrado por el gobierno de la República cuando estalló la Guerra Civil Española. Pudo escapar de las matanzas fratricidas y huir a Francia después de la contienda, pero en 1942 fue capturado por la Gestapo y devuelto a Málaga, donde fue fusilado en las tapias del cementerio de San Rafael, al igual que fueron pasadas por las armas otras 4.410 personas. Así lo contaban a Malaka.es sus tres nietas: Gloria, Esther y María y su viznieta Esther, que esta mañana acudían con un ramo de flores (rojas, gualdas y lilas) a la inauguración del panteón levantado en dicho cementerio.

El acto ha consistido en varios discursos, se han guardado cinco minutos de silencio, a continuación ha habido una ofrenda floral y una marcha fúnebre y se ha depositado en la base de la pirámide, junto a los féretros,  una caja con objetos personales de familiares de las víctimas.

Los varios discursos pronunciados, en medio de un impresionate silencio, han corrido a cargo de un miembro de la 'Asociación contra el Silencio y el Olvido para la Recuperación de la Memoria Histórica', que ha introducido el acto, y ha relatado a los presentes  varias historias de la represión y el trabajo llevado a cabo desde que empezaron a desenterrar fosas comunes en este cementerio desde el año 2003 hasta ahora. A continuación ha tomado la palabra el Secretario General de la Subdelegación del Gobierno, Luis Carlos Andreu, que ha hecho un llamamiento a la conciliación y la democracia; el Consejero de Turismo, Rafael Rodríguez, de Izquierda Unida, quien ha emitido el discurso más emotivo y reivindicativo y ha solicitado la creación de un banco de ADN para continuar esclareciendo los muchos casos de víctimas de la Guerra Civil y la dictadura enterradas sin miramientos por doquier, y por último ha tomado la palabra el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre. Durante la alocución del alcalde se han producido una serie de voces y silbidos de protesta por parte de personas aisladas, que en un momento han animado a algunos otros asistentes más a corear eslóganes como 'Ni olvido ni perdón', pero la mayoría de los presentes no han seguido por ese camino y al final se han apagado las protestas.

En cuanto al público asistente, hay que decir que la mayoría eran personas mayores, muy bien engalanadas para el acto, hijos y nietos de las víctimas desenterradas, y muchas se conocían de los trabajos llevados a cabo durante años hasta poder celebrar este acto. Muchos abrazos y besos, muchos ramos de flores, y sobretodo muchas banderas republicanas, y de otras formaciones políticas como el PCE y el sindicato CGT, que por cierto fue el primer colectivo que acogió y prestó ayuda a los familiares de las víctimas, allá por 2003, según reconoce El Foro por la Memoria. Ninguna bandera española. Por colectivos asistentes, el más numeroso el Izquierda Unida y la asociación 'Yayoflautas de Málaga'. El PSOE ha presentado en el acto un perfil más bien bajo y el PP, aparte del alcalde y el subdelegado del gobierno, inexistente, o al menos este cronista no ha detectado su presencia.

HISTORIA Y DATOS
Una vez empezadas las exhumaciones por Asociación contra el Silencio y el Olvido para la Recuperación de la Memoria Histórica en 3003, lentamente se fueron incorporando las administraciones. En 2006 se firma un convenio entre la asociación, el Ayuntamiento, la Junta de Andalucía y la Universidad de Málaga (UMA) para excavar las fosas comunes del cementerio. Las excavaciones se iniciaron el 16 de octubre de 2006.

Son 2.880 víctimas sacadas e identificadas de las fosas comunes pero están documentadas 4.410 personas ejecutadas en el cementerio de San Rafael desde 1937 a 1956. El 10% de los restos de las víctimas recuperadas corresponden a mujeres. Muchas víctimas fueron halladas con las manos atadas con alambres. También han aparecido restos de niños en los mismos estratos de los adultos.

La pirámide mide ocho metros de altura y ocupa una superficie de 140 metros cuadrados. El diseño es obra de los técnicos de la Gerencia municipal de Urbanismo de Málaga y la inversión ha sido de 220.000 euros, de los que el  Ayuntamiento finació con 80.000, la Junta 40.000 y la asociación, a través del gobierno central socialista, los 100.000 euros restantes.