Buscar

domingo, 27 de julio de 2014

“No queremos que nadie haga política con nuestros muertos”

Francisco Pimentel
Andaluciainformación.es - Ronda - Carlos J. García 26/07/2014
Con una notable severidad ha reprochado el presidente de la Asociación de Memoria Histórica de Ronda, Francisco Pimentel, el proceso de exhumaciones anunciado por la Junta de Andalucía, que prontamente debiera comenzar en el cementerio de San Lorenzo de la ciudad. La queja del colectivo de familiares represaliados ha llegado tras que un representante de Izquierda Unida, responsable de la Dirección General de Memoria Democrática en el Gobierno regional, anunciara la pasada semana durante una visita a la ciudad que la Junta financiará las exhumaciones en el camposanto rondeño, matizando en cualquier caso que el proyecto comenzará con una mínima inversión de 17.000 euros.
 
“No nos gusta; si se hace algo, sería una exhumación muy parcial. Van a abrir un boquete sin que exista un proyecto completo de exhumaciones sin saber qué harán después”, dijo a RONDA SEMANAL Francisco Pimentel, al tiempo que defendió que “este proceso no es el procedente desde nuestro punto de vista, porque no ha logrado explicar a los familiares qué se hará con los pocos restos que se consigan sacar, sin tener siquiera aún muestras de ADN de los familiares interesados”.
 
El representante de IU mantuvo la pasada semana en Ronda un encuentro con familiares. Hubo quien criticó el anunciado proyecto, y Pimentel llegó mucho más lejos: “No queremos que nadie haga política con nuestros muertos. Van a abrir un boquete allí para hacerse una foto”, aseveró el presidente del colectivo rondeño de Memoria, preocupado por el devenir el proceso, y señalando los desmanes habidos en el cementerio de San Rafael, en Málaga, o incluso recientemente en Cañete la Real, donde quedaron al descubierto y sin protección alguna numerosos restos óseos: “Que gasten el poco dinero que tengan en lo que ya han empezado, pero que no hagan nada en Ronda sin un proyecto serio”.
 
Pimentel abogó además porque sean los propios arqueólogos y otro personal técnico del Ayuntamiento de Ronda, en colaboración con la asociación que preside, la que se encargue de estos proyectos mediante subvenciones: “Nosotros no queremos gestionar siquiera el dinero. Que se abra una cuenta y la Junta nombre su administrador”, afirmó. Anunció que se va a presentar un escrito a la responsable municipal del Cementerio, la concejal María del Carmen Martínez, “para trasladarle esta inquietud que tienen los familiares”. Desde la Dirección General de Memoria Democrática se tiene previsto solicitar un permiso para comenzar las excavaciones en la fosa más pequeña y el colectivo confía en que, “con estos argumento, sea denegado”.
 
LOS ANTECEDENTES
La Junta ha anunciado este proyecto de exhumaciones tras que la propia Asociación de Memoria Histórica de Ronda llevase a cabo el verano pasado una serie de catas en el cementerio de Ronda, 25 en total, que vinieron a certificar la existencia de hasta cuatro fosas comunes en las que, por la documentación que obra en poder del colectivo, podría haber entre 1.600 y hasta 3.000 represaliados de Ronda y distintos puntos de la comarca, incluidas algunas víctimas fascistas.
 
Para estos trabajos, la Junta subvencionó al colectivo con 6.000 euros, que resultaron insuficientes para los trabajos desarrollados, que tuvieron que acabar financiando miembros del colectivo al superarse ese presupuesto. Es por ello que los 17.000 euros anunciados ahora para iniciar las exhumaciones no parecen suficientes para el colectivo.
 
La Asociación defiende además la necesidad de construir antes de iniciarse las exhumaciones un panteón y un monumento a las puertas del cementerio, que pueda albergar los restos que se vayan obteniendo para asegurar su adecuada custodia y mantenimiento: “Sólo pedimos dignidad para los nuestros”, terminó Pimentel.