Buscar

viernes, 15 de agosto de 2014

Homenaje a Blas Infante en Málaga

 
Hoy, día 11 de agosto de 2014, Alternativa Republicana Málaga ha estado presente en el monumento de Blas Infante ondeando las banderas andaluza y  tricolor en su honor y leyendo el siguiente manifiesto:
A Blas Infante
Compañeras y compañeros, hoy día 11 de agosto de 2014 se cumplen 78 años del vil asesinato del padre de la Patria Andaluza. Este no es otro que nuestro paisano Blas Infante, que aquel aciago día de 1936 fue fusilado junto con otros compañeros por una panda de falangistas – sin juicio ni sentencia – en el kilómetro número 4 de la carretera de Sevilla a Carmona.

Hoy aquí, junto a su busto y bajo la bandera que el diseñó para nuestra tierra, nos reunimos con el fin de rendir homenaje a un hombre culto y bueno, que no cometió ningún otro delito que el de amar intensamente a su tierra y el de comprometerse mediante la acción política y la palabra pensada en su mejora y redención.

La grandeza de Blas Infante puede reconocerse en todos los ámbito que tocó a lo largo de su trayectoria vital, desde el derecho, la historia, la antropología, la música, el periodismo o una de sus vertientes más famosas, la escritura. En sus trabajos siempre puede reconocerse el ímpetu y el esfuerzo que realizaba para lograr el reconocimiento de la tierra andaluza y su cultura como ente libre e independiente dentro de una España plural. Citándolo:
Mi nacionalismo, antes que andaluz, es humano. Creo que, por el nacimiento, la naturaleza señala a los soldados de la Vida el lugar en donde han de luchar por ella. Yo quiero trabajar por la Causa del espíritu en Andalucía porque en ella nací. Si en otra parte me encontrare, me esforzaría por esta Causa con igual fervor.
Blas Infante
(Manuscrito AEE)
Dicen que un hombre nunca muere del todo mientras permanece en la memoria de otros. Ha pasado mucho tiempo de su asesinato por los fascistas pero su legado perdura y su figura nos sigue congregando aquí hoy. ¿Por qué venimos? Seguramente cada uno de nosotros tendrá su motivo particular, pero de lo que estoy seguro es que coincidiremos en algo: que Blas Infante es el padre de nuestra Patria andaluza y que su pensamiento aún está vivo. No venimos tan sólo a honrar a una muerte, sino, sobre todo, a dar testimonio del mucho futuro que encierran las ideas de aquel hombre bueno. Nosotros, aquí, de manera humilde y como luchadores por la libertad, queremos otorgar todo el reconocimiento que merece por toda la lucha que llevó a cabo durante toda su vida, por Andalucía y por la Libertad. 
Por esto, no dejemos que empañen la memoria de quien fue y lo que hizo. No dejemos que este régimen institucionalice, pretendiendo hacerla suya, la figura de alguien que fue sacado de su casa esposado y posteriormente asesinado por los abuelos de los que hoy siguen manteniendo este régimen y que siguen oprimiendo Andalucía.

Que sigan resonando en nuestros oídos y conciencias sus palabras:
No son hombres de bien los que se consagran por entero a sus hogares, sus bibliotecas o sus retiros, rehusando o despreciando la lucha por la justicia. Son egoístas que huyen del fango por evitarse la repugnancia o el esfuerzo. Son esa clase cobarde llamada neutra. Hablan de las debilidades de los hombres públicos sin haber contrastado su propia fortaleza y dejan los asuntos públicos a la incapacidad de los peores.
Republicanas, republicanos que el legado de este malagueño universal nos sirva de guía e inspiración en nuestra lucha por la III República.
¡Viva Andalucía Libre! ¡Viva la República!