Buscar

sábado, 16 de agosto de 2014

Memoria/Firmas


Clikear en las imagenes para aumentar
 
 

Francisco Pimentel
Asociación Memoria Histórica de Ronda
asociacionmemoriahistoricaronda@yahoo.es
 
La Voz de Ronda 16.08.2014
La vida y la muerte son como son y no como nos gustaría que fueran. A veces nos enfrentamos a dilemas que trastocan completamente el modo de pensar sobre algo que largamente habiamos meditado y deseado que fuera de una forma y las circunstancias hacen que ahora lo queramos de manera distinta o todo lo contrario.
 
Esta reflexión me sirve como introducción a este escrito para justificar o explicar lo que parece un cambio en nuestra viejísima petición de recuperar a nuestras víctimas de la guerra civil.
 
El deseo/necesidad de saber donde están nuestros más de 1.607 familiares republicanos hechos desaparecer, recuperar sus restos y enterrarlos dignamente tiene 79 años en los primeros casos a partir del 16.09.1936. Diferente, aunque igualmente injustificado y doloroso, es el caso de los 80 franquistas muertos entre el 18 de Julio y el 15 Septiembre 1936. Diferente porque sabían donde estaban y el régimen franquista los recuperó y entregó a sus familiares, salvo en el caso de los curas salesianos cuya congregación no quiso que se tocara la fosa donde están.
 
Con la transición democrática se empezó a restituir al pueblo parte de lo que le había secuestrado la dictadura, incluso algunas indemnizaciones económicas que eran rechazadas por muchas viudas, entre ellas mi abuela porque decía que el crimen cometido no se pagaba con nada. Ella no quiso otra cosa durante todos los 44 años del resto de su vida que recuperar a su marido. Poco antes de morir con 89 años me dijo que no dejara nunca de buscar a mi abuelo y que cuando lo encontrara que lo enterrara con ella.
 
Pero el golpe fracaso/triunfo de Tejero vino a paralizar todas las iniciativas que se estaban gestando en la sociedad española para que se hiciera la verdad, la justicia y la reparación. Hubo que esperar casi 20 años más para que de nuevo la sociedad española se empezara a recuperar del nuevo/viejo miedo y se reivindicara lo que hoy conocemos como Memoria Histórica con actos como la caravana homenaje a los guerrilleros, en Octubre del 2002, la creación de asociaciones de familiares y la aprobación de la ley de memoria histórica.
 
Con el objetivo de recuperar a nuestros familiares se creó la asociación memoria histórica de Ronda. Con dificultades dimos los pasos necesarios. La única ayuda oficial y moral que tuvimos fue de nuestros representantes municipales Francisco Cañestro y Pedro Fernández Coca. Gracias a su ayuda pudimos desbaratar el intento de gente foránea de convertir nuestras fosas en un negocio.
 
Corrupción se llama, pues aunque parezca mentira hay gente para quienes abrir las fosas de las víctimas de la guerra civil no significa curar las heridas, sino ganar dinero a través de las subvenciones. Y eso, se disfrace como se disfrace, es corrupción utilizando los sentimientos colectivos de reconciliación para lucrarse.
 
Ahora, el pasado día 6 de Agosto hemos enviado un pliego de alegaciones a nuestra Alcaldesa, como colofón a toda una serie de escritos y contactos pidiendo que no se dé permiso hasta que estemos seguros de que se den todas las condiciones necesarias para una exhumación total controlada, identificación, custodia y entierro digno.
 
Nosotros, los familiares, que hemos pasado toda la vida queriendo recuperar a nuestros padres, madres, hermanos, abuelos, abuelas, nos vemos en la diatriba de tener que decir que NO QUEREMOS que se haga la exhumación que quiere hacer la Dirección General de Memoria Democrática porque no es verdadera, porque es una chapuza, que no honrará a nuestros muertos, según explicamos en el pliego de alegaciones y en la carta que hemos enviado a nuestra alcaldesa.
 
Se están recogiendo firmas de apoyo a esa alegación para entregarlas a nuestro Ayuntamiento. Como no podemos llegar a todos los lugares, porque la diáspora es inmensa, os pedimos vuestra adhesión a través del correo electrónico con el siguiente texto:
 
Apoyo el pliego de alegaciones presentado por la Asociación Memoria Histórica de Ronda el pasado día 06.08.2014 en el Excmo. Ayuntamiento de Ronda solicitando que no se dé permiso para ninguna exhumación parcial de las fosas comunes de las víctimas de la guerra civil que hay en el cementerio municipal de San Lorenzo.
 
Copiar, pegar y enviar a nuestro correo: asociacionmemoriahistoricaronda@yahoo.es, con nombre y DNI.
 
(Por suerte y por el cambio de los tiempos ahora tenemos la ONU de parte de los pueblos de España y el plazo dado al gobierno para dejar sin efecto la ley de amnistía e investigar las desapariciones forzadas cometidas durante el franquismo termina en 76/91 días)
 
Francisco Pimentel
Asociación Memoria Histórica de Ronda
Grupo Facebook: memoria historica de Ronda
asociacionmemoriahistoricaronda@yahoo.es