Buscar

sábado, 23 de agosto de 2014

Memoria/Holocausto


Francisco Pimentel - La Voz de Ronda 23.08.2014
Málaga y su holocausto es el título del libro que ha escrito Francisco Torres Rodríguez. Este malagueño ha sido una de tantas personas inquietas y honradas que me han llamado cuando leyeron lo que escribí sobre Cañete y lo publicado sobre la negativa de nuestra asociación a que nuestras fosas comunes sean profanadas.
 
Francisco Torres nos dio todo su apoyo a Ronda y toda la razón porque él había estado en las excavaciones del cementerio de San Rafael de Málaga y todavía tenía pesadillas a causa del desastre tan grande en que se fue convirtiendo el proceso de exhumaciones. Había tardado tiempo en decidirse a publicar su experiencia por respeto a nuestros mártires republicanos, pero que al igual que nosotros en Ronda ahora, había comprendido que había que poner fin a tantos desmanes como se están cometiendo en nombre, aunque en contra, de la memoria histórica y la recuperación de la dignidad de nuestros antepasados.
 
Acabo de recibir su libro que he leido de un tirón porque es historia viva, absorve, tiene muy fácil lectura y numerosas fotografías, casi todas en color, que ilustran lo que Francisco Torres nos relata con su crítica mirada con los ojos del pueblo. El libro tiene 160 páginas, siendo a partir de la 107 que habla de su experiencia de trabajo en las fosas comunes de San Rafael: “Un mausoleo en forma de pirámide conmemorativa para los miles de víctimas de nuestra guerra civil en Málaga... servirá de tumba a los miles de seres queridos sacados para poder identificar y poner nombre a cada uno de ellos... después de años no han identificado ninguno... Los 2.840 restos depositados en cajas individuales y los restos que se encuentran en bidones y sacos...
 
Juliana Sánchez tenía 78 años, viajaba a diario desde Rute para trabajar como voluntaria en las exhumaciones... a lo largo de meses... durante el invierno... con la única idea de localizar los restos de su padre... hasta que dieron la orden de no exhumar más cadáveres por no tener más subvenciones... después de más de 5 años no se ha recuperado el cuerpo de su padre ni de otros miles... Dice Juliana que no se puede sacar tantos miles de cadáveres queridos para depositarlos en cajas y en cubos de plástico... sin identificación. Un trabajo que con el tiempo tendrán en cuenta los responsables de la universidad de Málaga y la empresa contratada.
 
Los acontecimientos de tantas fosas comunes abiertas y sin medios necesarios para la protección de los trabajos de exhumaciones en el cementerio de San Rafael han dado lugar a ejecutar trabajos que no están dentro del protocolo de las actuaciones científicas y multidisciplinares que asegura la adecuada protección de las excavaciones y exhumaciones efectuadas en el camposanto de San Rafael. En los meses de invierno las fosas comunes eran inundadas por las lluvias... los restos sacados de las fosas comunes ascienden a 2.840 más los que fueron sacados sin número, almacenados en bidones y sacos... todos trasladados al cementerio Parcemasa, según la Universidad de Málaga, para su identificación. Después de más de 5 años no hay ninguna identificación de los miles de restos recuperados... no pueden ser dados a los familiares... tenemos un trabajo sin terminar... en el cementerio tenemos aún miles de cadáveres que no han sido recuperados... según manifiestan los responsables... debido a que no hay dinero para acabar lo que se empezó... los políticos tienen que dar cuenta de lo ocurrido.
 
A primeros de Febrero de 2013 miembros de la asociación de madres de niños robados visitando la construcción del monumento... localizan por todo el camposanto restos de huesos humanos... encontraron a la vez una fosa hecha recientemente de hormigón con cientos de restos de cadáveres.
 
Termino parte de la historia vivida en el camposanto de San Rafael de Málaga donde nunca se tuvo que exhumar tantos miles de cadáveres que fueron fusilados, mutilados, y asesinados de todas formas y después de tantas excavaciones y tantas fosas abiertas, para sacar miles de restos humanos y depositarlos en otro cementerio...
 
La exhumación es en verdad el único camino para informar al pueblo sobre la verdad de lo ocurrido. Al intentar desarrollar esta gran exhumación sin los medios necesarios... solamente se ha conseguido desarrollar un drama, donde en la actualidad aún tenemos un cementerio lleno de cadáveres bajo tierra y huesos humanos dispersados por todo el camposanto, miles de cadáveres depositados en cajas individuales y miles de huesos en bidones esperando, según los que informan, para su identificación.
Los políticos tienen que tener el valor de decir la verdad y no tener a unos ancianos esperando que se le entreguen los restos de sus seres queridos. Estos acontecimientos vividos en el cementerio de San Rafael de Málaga han protagonizado un gran dolor en el corazón de miles de malagueños y un silencio oscuro.”
 
En Ronda no queremos que nadie haga política, ni negocio, con nuestros muertos.
 
(Por suerte y por el cambio de los tiempos ahora tenemos la ONU de parte de los pueblos de España y el plazo dado al gobierno para dejar sin efecto la ley de amnistía e investigar las desapariciones forzadas cometidas durante el franquismo termina en 69/84 días)
 
Francisco Pimentel
Asociación Memoria Histórica de Ronda
Grupo Facebook: memoria historica de Ronda