Buscar

domingo, 14 de diciembre de 2014

Memoria/franq-IU-ismo


Francisco Pimentel - La Voz de Ronda 13.12.2014
 
MEMORIA/FRANQU-IUISMO
A mediados de los años 50 cuando Franco vio que su valle de los caidos se le quedaba vacío ordenó rellenarlo con los republicanos que había en las fosas, con fines de aparentar, de paso, una reconciliación de los españoles en la muerte. Para eso utilizó el ordeno y mando sin informar ni pedir el consentimiento de las familias. Cuentan algunos testimonios orales que cuando esa orden llegó a Ronda y los franquistas intentaron cumplirla excavando en las fosas, las madres, esposas, hijas, hermanas, de los fusilados se arremolinaron en el lugar para evitar esa profanación insultante. Dicen que la guardia civil tuvo que disparar al aire para que depusieran su actitud.
 
Ahora 60 años después el modo de pensamiento fascista generado por la prolongada dictadura vuelve a repetir los esquemas del poder tiránico y sabiéndolo o sin saberlo recurren al ordeno y mando para exhumar a nuestros fusilados sin informar ni pedir el consentimiento de los familiares, con fines de rellenar su vacío ideológico y utilizarlos en política electoralista. Es lo mismo.
 
Y nosotros los familiares no queremos ninguna utilización de nuestros muertos. Solamente queremos recuperarlos y enterrarlos dignamente para que tengan verdad, justicia y reparación. No queremos que a la injusticia cometida con ellos, haciéndolos desaparecer de manera mafiosa, por haber resistido la agresión del fascismo internacional, ahora se añada una nueva injusticia sacando sus restos mortales de cualquier manera sin tener un plan de trabajo, como dice la ley de memoria histórica promovida por José Luis Rodríguez Zapatero, o como pedimos desde nuestra asociación de familiares que se haga un proyecto total de exhumación de los 1.607 fusilados documentados aunque su duración pueda prolongarse algún tiempo. Pero eso daría esperanza a todos los familiares y evitaría agravios. No queremos más dolor. Queremos curar nuestras heridas de la guerra civil.
 
Ayer día 10 de Diciembre tuvimos en nuestro ayuntamiento la reunión para la constitución del comité rondeño para el control del proceso de exhumaciones de nuestras fosas, según lo convenido con Luís Naranjo director general de la junta de andalucía para que yo dejara mi huelga-protesta en el muro de los fusilados.
 
Pero esta reunión fue un total fracaso. Naranjo y su asesor Arenas vinieron dispuestos a imponer su fuerza institucional sobre la razón de nuestros sentimientos. Para ello además de la fuerza que da el gobierno de la junta de andalucía trajeron un coro de 7 personas que, sin tener porqué estar, asistieron a la reunión, desvirtuándola desde el principio al final.
 
De nada valió que quedara en evidencia que, aparte de su voluntad de querer abrir la fosa, Luis Naranjo y Juan Francisco Arenas no tenían nada más previsto. Ni informar, ni pedir autorización a los familiares. Ni tomar el ADN. Ni sitio para depositar los restos. Nada. Solamente hablaron de leyes impositivas, comité técnico y sus tergiversaciones.
 
Nuestras propuestas, secundadas y amparadas por los representantes de ayuntamiento, partido andalucista, partido socialista de nada sirvieron. Estas propuestas ampliamente difundidas por nuestra asociación son el llamamiento y contacto con todos los familiares vivos para informarles y que nos informen al mismo tiempo que se toman las muestras para hacer el ADN creando un banco de datos, hacer una búsqueda exhaustiva de documentación archivística que complemente y amplíe la información oral y la existente hasta el momento, tener un sitio-laboratorio que sea lugar de depósito de los restos, de estudio antropológico y realización y cotejo de los ADN. Todo esto en el orden expresado para llegar a empezar las exhumaciones con las garantías que los familiares y toda la sociedad rondeña pedimos para la dignidad de nuestros antepasados.
 
Ese Comité de Ronda de verdad, justicia y reparación compuesto por Junta de Andalucía, Ayuntamiento de Ronda, Asociación de Familiares Memoria Histórica de Ronda y partidos políticos que se nos prometió a los 11 días de mi huelga de hambre ha quedado en nada. Después de casi 3 horas de discusiones bizantinas ha quedado patente que fueron palabras para que me viera obligado a desistir de mi protesta y evitar el auge que estaba tomando la denuncia de métodos totalitarios que se corresponden con una época que los españoles nunca quisimos.
 
Francisco Pimentel
Asociación Memoria Histórica de Ronda
Grupo Facebook: memoria historica de Ronda
asociacionmemoriahistoricaronda@yahoo.es