Buscar

miércoles, 31 de diciembre de 2014

Agresión a la placa del Peñon del Cuervo


Asoc. Contra El Silencio Y El Olvido Memoria Histórica Málaga 28/12/14
Unos vándalos intransigentes han pintado e intentado destruir la placa conmemorativa que declara la zona del Peñón del Cuervo, lugar de la Memoria.

 Esperamos su pronta restauración, ya que en febrero volveremos a realizar allí nuestro acto anual de homenaje a las víctimas de esa Carretera de La Muerte.

viernes, 26 de diciembre de 2014

Manicomio para rojos

 
Sus investigaciones se basaron en el estudio de especímenes de rojos en cautividad, concretamente en 50 mujeres presas políticas recluidas en Málaga
 
Arqueología de la Guerra Civil Española 10/10/12
Hay en la actualidad clínicas que prometen curar la homosexualidad. Hace 75 años existían centros que prometían la cura del izquierdismo. Al contrario que las terapias anti-gay, las que eliminaban las bacterias rojas del organismo resultaron mucho más efectivas, al menos durante unas décadas. El tratamiento que se ofrecía a los pacientes no era para menos: palizas, torturas, hambre, vejaciones. Cientos de miles de españoles salieron curados de las clínicas de Franco, también conocidas como campos de concentración. Desgraciadamente para el régimen, el virus brotó de nuevo y acabó dando lugar a la sociedad post dictatorial en la que vivimos actualmente, sin Caudillo ni valores que nos guíen.

 La teoría de que el izquierdismo es una enfermedad que se puede curar en sanatorios no es ningún invento para calumniar al régimen de Franco (como si hiciera falta inventarse cosas para denigrar la dictadura). La existencia de dicha teoría es rigurosamente cierta. Y uno de sus mayores adalides fue Antonio Vallejo-Nájera, descubridor del "gen rojo". Al igual que otros grandes pensadores como Pío Moa o César Vidal, Vallejo-Nájera consideraba que los "rojos" eran inferiores mentalmente, con comportamientos semejantes a niños y animales. Sus investigaciones se basaron en el estudio de especímenes de rojos en cautividad, concretamente mujeres malagueñas* y brigadistas internacionales. Las ideas de este psiquiatra encajaban bien en el espíritu eugenésico que dominaba a ciertos sectores médicos de la época, sobre todo en la Alemania Nazi, pero también en Estados Unidos. Su objetivo último era regenerar la raza española, al igual que los nazis querían hacer con los arios.

Con la deriva nacional-católica del franquismo y el apartamiento de los postulados más afines al fascismo, las teorías de Vallejo-Nájera fueron quedando arrinconadas. La eugenesia fue sustituida por el catecismo como herramienta para solucionar la enfermedad del izquierdismo.

 El motivo de esta entrada es un descubrimiento arqueológico. La arqueología, como ya hemos comentado más de una vez, no se lleva a cabo solo en el campo. También se pueden excavar los desvanes. Y en uno de los desvanes de la zona de Guadalajara en la que estamos trabajando aparecieron hace poco unos interesantes documentos del final de la guerra: dos pasquines de propaganda de los que lanzaban los franquistas sobre las líneas republicanas. 

 El título del pasquín es "Como trata la España Nacional a los prisioneros". El reverso del documento responde a lo esperable: una enumeración de las bondades del sistema concentracionario franquista, resumidas en el menú de la semana, rico en nutrientes y calorías. 
 

Nada más lejos de la verdad, por supuesto. Nuestras excavaciones en el campo de concentración de Castuera demuestran la falsedad de la propaganda. La comida se reducía a sardinas y atún en lata en cantidades ínfimas que sabemos que causaron (aquí y en otros campos) una enorme mortandad entre los prisioneros. 
 
Latas de consevas

A nuestros ojos sorprende quizá que los franquistas se refirieran a sus centros de internamiento como "campos de concentración". Más de una vez nos han acusado de usar este término de forma sesgada para cargar las tintas sobre las penalidades de los presos republicanos. Pero la realidad es que el término estaba perfectamente aceptado por el régimen de Franco. Tan orgullosos estaban de sus campos de concentración que cuando bombardeaban con propaganda a sus enemigos les anunciaban lo bien que lo iban a pasar en ellos. Al fin y al cabo, el campo de concentración es un invento muy español: los diseñó el general Weyler durante la Guerra de Cuba ¿por qué avergonzarse?

Pero si sorprende que se trate de ganar la rendición del enemigo hablando de campos de concentración, más sorprende el anverso del documento, en el que se les promete... sanatorios: "Un manicomio para los que, enloquecidos como consecuencia del terror rojo, van recobrando su salud mental". La verdad es que le dan a uno ganas de desertar. Yo añadiría otro slogan: "Cambia ese uniforme de rojo andrajoso por una flamante camisa de fuerza". Azul, por supuesto.
 
 
*Nota MJBarreiroLG: 50 presas políticas recluidas en Málaga

Fosas de Ronda 78 años después de la más terrible Navidad


Francisco Pimentel 24.12.2014
Fosas de Ronda 78 años después de la más terrible Navidad jamás conocida, en El Ángel de San Pedro Alcántara

En Memoria de:
+ Ana Medina
+ Carmen Doña
+ José González
+ José Rubio
+ Juan Ruiz
+ Salvador González
+ Joaquín García
+ José Rodriguez
+ Rafael García
+ Salvador Guerrero
+ José Gallardo
+ Manuel Muñiz
+ Juan Corona
+ Manuel Rodríguez
+ José Rodríguez
+ Gregorio Badillo
+ Andrés Troyano
+ José del Río
+ Francisco Pimentel
+ Agustín Heredia
+ Manuel Cañestro
+ Manuel Valle
+ Antonio Anillo
+ Antonio Avilés
+ Antonio González
+ Francisco Piedra
+ Francisco Ruiz
+ Luís Rodríguez
+ Salvador Pinzón
+ Francisco Cañestro
+ Salvador Ríos
+ Alonso Cámara
+ José Rodríguez
+ Francisco García
+ Enrique Sánchez
+ José Jiménez
+ Salvador Amaya
+ Julio Medina
+ Francisco Badillo
+ Juan Guerrero
+ Francisco Caballero
+ Manuel Herrera
+ otras 1.607 víctimas del fascismo.

martes, 16 de diciembre de 2014

La asociación de la Memoria Histórica de Ronda cree un ´fracaso´ la reunión con la Junta

 
Los representantes de los familiares afirman que "vinieron dispuestos a imponer su fuerza institucional sobre la razón de nuestros sentimientos"
 
  15.12.2014
El presidente de la asociación de la Memoria Histórica de Ronda, Francisco Pimentel, ha considerado un "total fracaso" la primera reunión del comité que se ha creado para la coordinación del proceso de exhumación de la fosa rondeña, que se estima que podría tener unos 1.500 cuerpos de republicanos fusilados.
 
La reunión del nuevo órgano, creado tras la huelga de hambre que el propio Pimentel mantuvo a las puertas del cementerio rondeño, ha sido calificada como un "total fracaso". Así, ha criticado al director general de la Memoria Democrática de la Junta de Andalucía, Luis Naranjo, señalando que "vinieron dispuestos a imponer su fuerza institucional sobre la razón de nuestros sentimientos".
 
Según el representante de los familiares "aparte de la voluntad de querer abrir la fosa, Luis Naranjo y Juan Francisco Arenas no tenían nada previsto. Ni informar, ni pedir autorización a los familiares".
 
El responsable de este colectivo ha indicado también que los responsables del Gobierno andaluz "tampoco tienen previsto tomar el ADN de los familiares directos de fusilados que tienen vivos, al igual que tampoco se habría concretado con exactitud un lugar para guardar los restos que se fuesen exhumando". No obstante, sí se ha adelantado "un compromiso verbal" para habilitar un espacio en el hospital comarcal.
 
Desde la asociación han insistido en que antes de comenzar la excavación de la fosa se debería realizar una campaña de localización de los familiares vivos y proceder a la toma de la correspondiente prueba de ADN para una posterior identificación.

domingo, 14 de diciembre de 2014

Memoria/franq-IU-ismo


Francisco Pimentel - La Voz de Ronda 13.12.2014
 
MEMORIA/FRANQU-IUISMO
A mediados de los años 50 cuando Franco vio que su valle de los caidos se le quedaba vacío ordenó rellenarlo con los republicanos que había en las fosas, con fines de aparentar, de paso, una reconciliación de los españoles en la muerte. Para eso utilizó el ordeno y mando sin informar ni pedir el consentimiento de las familias. Cuentan algunos testimonios orales que cuando esa orden llegó a Ronda y los franquistas intentaron cumplirla excavando en las fosas, las madres, esposas, hijas, hermanas, de los fusilados se arremolinaron en el lugar para evitar esa profanación insultante. Dicen que la guardia civil tuvo que disparar al aire para que depusieran su actitud.
 
Ahora 60 años después el modo de pensamiento fascista generado por la prolongada dictadura vuelve a repetir los esquemas del poder tiránico y sabiéndolo o sin saberlo recurren al ordeno y mando para exhumar a nuestros fusilados sin informar ni pedir el consentimiento de los familiares, con fines de rellenar su vacío ideológico y utilizarlos en política electoralista. Es lo mismo.
 
Y nosotros los familiares no queremos ninguna utilización de nuestros muertos. Solamente queremos recuperarlos y enterrarlos dignamente para que tengan verdad, justicia y reparación. No queremos que a la injusticia cometida con ellos, haciéndolos desaparecer de manera mafiosa, por haber resistido la agresión del fascismo internacional, ahora se añada una nueva injusticia sacando sus restos mortales de cualquier manera sin tener un plan de trabajo, como dice la ley de memoria histórica promovida por José Luis Rodríguez Zapatero, o como pedimos desde nuestra asociación de familiares que se haga un proyecto total de exhumación de los 1.607 fusilados documentados aunque su duración pueda prolongarse algún tiempo. Pero eso daría esperanza a todos los familiares y evitaría agravios. No queremos más dolor. Queremos curar nuestras heridas de la guerra civil.
 
Ayer día 10 de Diciembre tuvimos en nuestro ayuntamiento la reunión para la constitución del comité rondeño para el control del proceso de exhumaciones de nuestras fosas, según lo convenido con Luís Naranjo director general de la junta de andalucía para que yo dejara mi huelga-protesta en el muro de los fusilados.
 
Pero esta reunión fue un total fracaso. Naranjo y su asesor Arenas vinieron dispuestos a imponer su fuerza institucional sobre la razón de nuestros sentimientos. Para ello además de la fuerza que da el gobierno de la junta de andalucía trajeron un coro de 7 personas que, sin tener porqué estar, asistieron a la reunión, desvirtuándola desde el principio al final.
 
De nada valió que quedara en evidencia que, aparte de su voluntad de querer abrir la fosa, Luis Naranjo y Juan Francisco Arenas no tenían nada más previsto. Ni informar, ni pedir autorización a los familiares. Ni tomar el ADN. Ni sitio para depositar los restos. Nada. Solamente hablaron de leyes impositivas, comité técnico y sus tergiversaciones.
 
Nuestras propuestas, secundadas y amparadas por los representantes de ayuntamiento, partido andalucista, partido socialista de nada sirvieron. Estas propuestas ampliamente difundidas por nuestra asociación son el llamamiento y contacto con todos los familiares vivos para informarles y que nos informen al mismo tiempo que se toman las muestras para hacer el ADN creando un banco de datos, hacer una búsqueda exhaustiva de documentación archivística que complemente y amplíe la información oral y la existente hasta el momento, tener un sitio-laboratorio que sea lugar de depósito de los restos, de estudio antropológico y realización y cotejo de los ADN. Todo esto en el orden expresado para llegar a empezar las exhumaciones con las garantías que los familiares y toda la sociedad rondeña pedimos para la dignidad de nuestros antepasados.
 
Ese Comité de Ronda de verdad, justicia y reparación compuesto por Junta de Andalucía, Ayuntamiento de Ronda, Asociación de Familiares Memoria Histórica de Ronda y partidos políticos que se nos prometió a los 11 días de mi huelga de hambre ha quedado en nada. Después de casi 3 horas de discusiones bizantinas ha quedado patente que fueron palabras para que me viera obligado a desistir de mi protesta y evitar el auge que estaba tomando la denuncia de métodos totalitarios que se corresponden con una época que los españoles nunca quisimos.
 
Francisco Pimentel
Asociación Memoria Histórica de Ronda
Grupo Facebook: memoria historica de Ronda
asociacionmemoriahistoricaronda@yahoo.es

lunes, 1 de diciembre de 2014

Memoria/ 11 Días


Francisco Pimentel - La Voz de Ronda 29.11.2014
Han sido 11 días en el muro de los fusilados. He estado justo en el mismo sitio donde estaba la cancela de hierro que tiene las pruebas de las balas. En el lugar donde cada día a las 5:00 de la madrugada llegaban las camionetas con nuestros familiares atados, amordazados, destrozados. Los bajaban a golpes y los iban matando en pequeños grupos a la luz de los faros de los vehículos, mientras los demás veían lo que les esperaba en pocos minutos. Militares, falangistas y curas organizando el exterminio de los hombres y las mujeres que habían tenido la valentía de pedir pan, trabajo y libertad. También estaban allí los trabajadores del cementerio, obligados a coger a los recién fusilados y tirarlos a las fosas que, abiertas desde diciembre, se iban llenando cada día con los mejores de nuestra sociedad.

Son ellos los que han estado presentes ante mí todos estos días. Estando en nuestro muro de las lamentaciones les he sentido como si me dijeran algo. Cuando me quedaba solo y cansado dormitaba revivía esos momentos de angustia y terror. Me parecía ver lo que sucedía y volvía a sentir una y otra vez ese gran dolor, esa gran pena, ese desaliento, frustración y abandono que había vivido mi abuela, mi padre, mi familia desde siempre. Estas imágenes, estos sentimientos me acompañaron todos los días. Ha habido días de lluvía, frío, sol y viento que llegó a ser tan fuerte que una ventolera levantó y tiró la pérgola a pesar de las sujeciones. Fue un día nefasto que pude superar por la ayuda de los operarios del cementerio y los familiares, amigos, compañeros y camaradas que habiendo venido a verme me ayudaron a reparar y remontar la caseta, esta vez con menos improvisación y mejor sujeta.

Han sido muchas las ayudas, las visitas, las llamadas y los apoyos que he tenido de Ronda, de los pueblos de la serranía, de Algeciras, de Jimena, de Murcia, de Málaga, de Sevilla, de Córdoba, del Bierzo, de Galicia, de Madrid, de Cataluña, de París, de Ámsterdam, de Castro del Río, de Coria del Río, ... me ayudaban a mantenerme y seguir emitiendo desde el corazón de Andalucía la petición de ayuda para la recuperación digna de nuestros mártires republicanos. Sé, y no sé, cuantos se han movido y hablado para solucionar el conflicto entre la dirección general de memoria democrática y la asociación de familiares a los que represento, pero es seguro que ha sido esa creciente marea desde la delegación del gobierno, pasando por la sauceda, hasta el parlamento europeo, la que ha ayudado a encauzar para bien lo que hubiera podido convertirse en un nuevo desastre exhumatorio. Los profesionales que son contratados para hacer estos trabajos han de comprender que estos no son trabajos arqueólogicos como otros antiquísimos. Además del mismo cuidado han de saber que es historia viva, que los familiares y demás conciudadanos tenemos nuestro corazón y nuestros sentimientos en esas fosas, que están esperando ser abiertas dignamente para la recuperación de los más valientes y honrados para que nos cuenten la verdad, se haga justicia y se repare el mal causado a ellos y a toda la sociedad hasta el día de hoy.

He tenido el honor de que entre los que han venido a verme y alentarme hay familiares de fusilados que por primera vez en su vida le han dicho a alguien que tenían a uno de los suyos en las fosas. Siempre en el primer contacto con familiares hay un rodeo porque el miedo y el terror aún anida en su corazón y recuerdo, aunque algunos no lo vivieran directamente, sino que les ha sido transmitido. Pero aquí delante del muro, tan cerca de las fosas, ese preámbulo ha sido mucho más corto porque ya venían dispuestos a contar lo que sabían y a dar el nombre de su familiar fusilado. El miedo y las heridas empiezan a curarse. Casualidades de la vida o no, (hay algo en el universo algún espíritu algún principio decía George Orwell en su novela social 1984), que ha hecho que mi huelga-protesta comenzara justo cuanto se cumplía el plazo dado por la ONU al gobierno para dejar sin efecto la ley de amnistía e investigar las desapariciones forzadas cometidas durante el franquismo y dotar de recursos económicos, técnicos y de personal la tarea de búsqueda de desaparecidos. Y también casualidad o no, la fecha acordada para tener la primera reunión del comité rondeño para la coordinación, seguimiento y colaboración compuesto por Junta de Andalucía, Ayuntamiento de Ronda, Asociación de Familiares Memoria Histórica de Ronda y los partidos políticos, es el próximo día 10 de diciembre que es el día internacional de los Derechos Humanos.

Escritora, pintora y activista de los derechos humanos en El Salvador, Bosnia y ahora en España Jehanne van Woerkom ha sido quien en una de sus cartas a Luis Naranjo señaló tal coincidencia y dice: La participación de todos, interesados, implicados, me parece una condición necesaria para poner los primeros pasos al camino hacia lograr acuerdos satisfactorios, durante un proceso de respeto y de comprensión mutua. Para que finalmente un día se podrá efectuarse su objetivo mutuo: el proceso de exhumación y sus secuelas en el cementerio de Ronda, cuidadosamente, con respeto, con cariño hacia los familiares tan sufridos y con plena participación de parte de ellos, cuyo único deseo es dar, antes de morir, sepultura digna a los suyos. En este sentido no hay que perder tiempo, los familiares estan muriéndose... El desarollo del proceso alrededor de la fosa de Ronda, es de suma importancia: podría servir de ejemplo para toda la nación, ya que, y lo digo con el corazón pesante: "Toda España es una gran fosa común."

Francisco Pimentel
Asociación Memoria Histórica de Ronda
Grupo Facebook: memoria historica de Ronda
 
 
  video

Estreno del documental: “El día que murió Caparros”

En el palacio Miramar, antiguo palacio de justicia de Málaga,
recreando la búsqueda del sumario nº 161.
El del homicidio de García Caparrós.
Un caso cerrado sin contemplaciones por la justicia de entonces.
Foto: Málaga 4 diciembre 1977
Canal Sur HD el  5 de diciembre a las 20.30h
 
Texto Er Llano, 9/3/14:
“El día que murió Caparros” es el título del nuevo proyecto documental de la productora Mediared, Producido por Canal Sur TV, el largometraje pretende dar luz y presencia a uno de los personajes fundamentales de la reciente historia de Andalucía.
 
Manuel José García Caparrós fue asesinado en Málaga el 4 de diciembre de 1977, el día en que media Andalucía tomó las calles de para reivindicar su autonomía. La manifestación de Málaga acabó en graves incidentes tras la carga indiscriminada de la Policía en las inmediaciones de la sede de la Diputación. En un momento del forcejeo y las carreras, un grupo de policías desenfundó el arma reglamentaria y empezó a disparar. Uno de aquellos disparos terminó con la vida de Caparrós, de 19 años.