Buscar

sábado, 14 de marzo de 2015

Memoria/Marzo’37

 
Francisco Pimentel - La Voz de Ronda 14.03.2015
Nuestros familiares junto con tantos rondeños habían comenzado la huía el 15 de Septiembre del 1936 por la carretera de Ronda hacia San Pedro Alcántara. A pie con lo puesto y el terror del fascismo español, el nazi-franquismo, amenazando destriparlos con sus bombardeos aéreos, los primeros en la historia mundial de una población civil indefensa.
 
Después de mil penalidades llegaron a San Pedro Alcántara varios miles de rondeños y serranos donde fueron acogidos y tuvieron refugio en la Colonia del Ángel durante algún tiempo, luego marcharon hacia Málaga y luego tuvieron que seguir huyendo por la carretera de Almería.
 
De una forma u otra, antes o después, pasando mil calamidades y ver como la gente moría por las bombas, las ametralladoras, el hambre, la sed, el cansancio y pasar por encima de miles de muertos destrozados, la mayoría tuvo que volver a Ronda porque no pudieron escapar al cerco de los ejércitos sublevados, los moros, la legión, los italianos, los alemanes, los cañones, las barcos, los aviones…
 
Tampoco pudieron escapar a la gran mentira: Franco y sus voceros repetían incesantemente que nadie que no tuviera delito de sangre tenía nada que temer, que volvieran a sus casas que no les pasaría nada. Era la gran e inicua trampa para atrapar a nuestra gente como conejos en la madriguera sin riesgo alguno.
 
Nuestra gente no había hecho nada malo. Habían defendido su pueblo, su familia y la legalidad. No habían matado a nadie. Es más, algunos como mi abuelo Frasquito el bueno habían evitado que los incontrolados ejercieran ninguna violencia contra vecinos que eran derechistas y se habían pronunciado a favor de Franco.
 
A finales de Febrero ya casi todos los huidos habían vuelto a sus casas, mejor dicho a lo que quedaba de sus casas, porque éstas habían sido saqueadas y destruidas por las salvajes tropas fascistas y por aquellos que antes se llamaban gente de bien porque eran anti-republicanos.
 
A unos los detenían los falangistas nada más llegar a Ronda, bien fuera en la estación del tren o bien fuera en las carreteras, simplemente porque habían huido, porque no les gustaba su cara o porque alguna gente malvada señalaba a cientos de los que llegaban como causantes de la muerte de algún familiar para vengarse. A tal punto llegó el ansia de venganza de una mujer por la muerte de uno de sus hijos que señaló a tantos que la guardia civil recurrió a meter a un guardia entre los que llegaban y siendo éste también señalado como asesino de su hijo dejó claramente en evidencia la infamia desmesuradamente vengativa de aquella, pudiendo terminar aquella insensata y criminal cacería.
 
Para que nadie se confunda y acabemos con la idea de la inculpación generalizada hay que señalar que los militares fascistas y sus adláteres falangistas son los que instigaron, promovieron y hasta obligaron a esas denuncias para que les sirvieran como coartada o pretexto para asesinar a tantos como querían.
 
Así llegamos a estas mismas fechas del 1937. Llegan las primeras sentencias de muerte dictadas por el ilegal e ilegítimo tribunal militar fascista de Málaga. Tal día como hoy el 14 de Marzo del 1937 a las 5 de la madrugada fusilan a los 44 primeros: 2 mujeres, AnaMedina Marín de 36 años y Carmen Doña Guerrero de 40 años, y 42 hombres, uno de ellos mi abuelo, a su lado Agustín Heredia Lermo y Antonio Avilés López. El día 15 fusilan a otros 24. El día 16 fusilan a 22 y el día 17 fusilan a 21 más. Y así siguen fusilando gente buena e inocente, valiente y generosa. Hoy 14 de Marzo algunos familiares vamos a volver a poner flores en las fosas y este año, en la tapia de los fusilamientos, también encenderemos 44 velas rojas junto con las tres velas que Jehanne nos ha enviado desde Holanda con las siguientes dedicatorias: Para todos los padres - Para todos los abuelos - Para todos los valientes, que están en las fosas de Ronda. También una flor como homenaje especial para las mujeres asesinadas y muy especialmente para la joven de 17 años Amparo Bandera Vergara La Banderita. Que la Memoria Histórica, la Verdad, la Justicia y la Reparación sean la garantía del futuro de Libertad, Igualdad y Fraternidad que querían y queremos.
 
Francisco Pimentel
asociacionmemoriahistoricaronda@yahoo.es
grupo facebook: memoria histórica de Ronda