Buscar

martes, 7 de abril de 2015

Un Cristo mutilado protagoniza un polémico Vía Crucis “profranquista” en Málaga

El Cristo Mutilado procesiona en Málaga en los últimos años del franquismo

Un año más, la Catedral de Málaga ha acogido este viernes santo la celebración del  Vía Crucis Cristo Mutilado, imagen que no sale a la calle desde el fin de la dictadura por sus claras connotaciones franquistas.
 
El Plural.com J.M.G. | 04/04/2015
 
Procesión franquistaAunque la talla data de comienzos del siglo XVIII, no fue hasta el final de la Guerra Civil cuando esta imagen del Cristo salió en procesión. Lo hizo tras haber sufrido graves desperfectos en la Guerra Civil. En concreto, el Cristo perdió la pierna derecha y parte del pie izquierdo. Fue entonces cuando, con el visto bueno del Papa Pio XII, los mutilados del bando franquista constituyeron esta nueva cofradía que a lo largo de toda la dictadura servía para ensalzar las bondades del franquismo y presentar una imagen interesada del bando republicano.
 
No sale a la calle desde la democraciaFue en plena transición cuando esta imagen dejó de posesionar en Málaga. Una decisión que se tomó después de que los mutilados del ejército republicano también quisieran participar en el desfile procesional, cosa que hasta el momento estaba exclusivamente reservado  a los miembros del Cuerpo de Caballeros Mutilados por la Patria. Con el beneplácito del obispado de Málaga, y para evitar situaciones comprometidas, se prefirió no volver desfilar. 
 
Malestar ante la imagen de un Cristo mutiladoDesde entonces han sido muchas las presiones que desde los diferentes partidos políticos, la Junta de Hermandades y la inmensa mayoría de las cofradías malagueños se han realizado para que el Cristo fuese restaurado, se le cambiase el nombre o se le pusiese un “faldoncillo”. Todo ello porque hasta los sectores más conservadores de Málaga se sienten incómodos ante la utilización que se pretende hacer ante la imagen de un Cristo mutilado.
 
El Vía Crucis de la HermandadAlgo a lo que se han negado en rotundo desde la cofradía que muchos tachan de profranquista. Frente a las recomendaciones encaminadas a borrar las heridas del pasado, los devotos de esta imagen han preferido permanecer entre las Corporaciones no agrupadas de la Semana Santa de Málaga, celebrando así un Vía Crucis en la tarde del Viernes Santo en la Catedral de Málaga, justo antes de la llegada de la Cofradía de Dolores de San Juan.
 
¿Algo cambia en Málaga?Hasta hace poco, su viacrucis era observado con gran recelo por la Agrupación de Cofradías -en su día, su presidente les culpó de no dejarles salir a la calle y de “ignorarles” por completo-, a la par que desde el obispado lanzaban balones fuera para no involucrarse con las actividades que realiza esta polémica cofradía que se niega por activa y por pasiva a restaurar el Cristo. Una situación que podría estar cambiado con Jesús Catalá, el obispo de Málaga.
 
La esperanza de los devotos del Cristo mutiladoTal y como ha venido informando ELPLURAL.COM, el obispo de Málaga ha participado varios años en este Vía Crucis, dando oficialidad y respaldando a una cofradía que, en privado, asegura tener la “esperanza de que con don Jesús Catalá su imagen vuelva a procesionar por Málaga tal y como lo hizo en el franquismo: con sus piernas mutiladas para no olvidar jamás la persecución religiosa que se vivió en España durante la Segunda República”.