Buscar

domingo, 13 de diciembre de 2015

Caparrós, alegato contra el olvido

Homenaje 4D de 2015 Foto de Alfati Alf Martin
La hermana del sindicalista que murió de un disparo en la manifestación por la autonomía del 4 de diciembre de 1977 pide que se encuentre al autor

Málaga Hoy - Celina Clavijo -  Málaga | 05.12.2015
Han transcurrido 38 años desde que el joven sindicalista Manuel García Caparrós falleciera de un disparo en uno de los episodios más oscuros de la Transición: la manifestación celebrada por la autonomía. Dolores, una de sus tres hermanas, sigue convencida de que el cadáver quedó arrinconado bajo las leyes de "la manipulación política". Con un nudo en la garganta, rememora el momento en el que recibió la noticia con el propósito de que no caiga en el olvido. "Lo recuerdo como si fuera una película muda", expresó. Un celador del entonces Hospital Carlos Haya acudió aquel 4 de diciembre al domicilio de la familia para informar de que Manuel "había tenido un accidente de tráfico" y que estaba "muy grave". Unas palabras que nada tuvieron que ver con la realidad. "Todo se manipuló. A mi padre ni siquiera le dejaron al principio reconocer el cuerpo y después vieron, al quitar la sábana que lo cubría, que no tenía ningún golpe", relató Dolores.

Ayer, alzó la voz para exigir que el autor de su muerte, que nunca fue encontrado, "pague por lo que hizo". Y junto a él, la persona "que ordenó" que abrieran fuego. "Andalucía tiene que saber de quién se trataba", aseveró la mujer, que defendió que su hermano "seguirá vivo aunque se fuera muy joven". "Vivirá siempre y quedará en la historia de nuestra tierra. Aquel día salió para luchar por lo que hoy tenemos", recalcó la hermana de García Caparrós, que critica la coyuntura actual: "Están hundiendo Andalucía. Es un pueblo rico pero mal gestionado. Lo estamos perdiendo todo".

Durante la mesa redonda, celebrada en el Ateneo de Málaga para rendir homenaje a la víctima, también tomó la palabra el periodista Juan de Dios Mellado, cronista de aquella época, que como si fuera ayer revivió lo sucedido aquella mañana cuando arrancó la manifestación y los policías "comenzaron a disparar". "Caía una lluvia fina. Noté como periodista que estaba asistiendo a un momento clave en la historia reciente de Andalucía", apostilló Mellado, que lamenta "el olvido" y que "se haga tan poco por mantener vivo el espíritu del 4 de diciembre de 1977". "Hay quien quiere reescribir la transición, decir que estuvo allí y no fue así. Invitaría a los ciudadanos y a las centrales sindicales a que nos ayuden a recuperar la memoria histórica", destacó.

Por su parte, Ángel Narváez, militante de CCOO, subrayó la importancia que los movimientos sindicales tienen "como mecanismo de defensa" frente a los "recortes" y la situación laboral. "Es importante que la juventud tome el relevo y mantenga abierto el camino de la lucha", señaló.