Buscar

miércoles, 28 de mayo de 2014

El Juzgado de Málaga impide que la jueza Servini visite la mayor fosa del franquismo

La jueza Servini junto al Fiscal Federal argentino y el abogado Máximo Castex.
*El Juzgado Número 9 de Málaga no autoriza una “inspección ocular” de la jueza María Servini a la fosa común del cementerio de San Rafael, en Málaga, alegando que será el propio tribunal quien la realice el próximo 18 de junio 

*El "objetivo" era que la magistrada y el Fiscal Federal argentino, Ramiro González, vieran el trabajo realizado en una sepultura donde fueron arrojadas más de 4.400 personas asesinadas por el franquismo.


El "objetivo básico de la visita" era que la magistrada y el Fiscal Federal argentino Ramiro González hicieran, acompañados por historiadores, "una inspección ocular y directa del trabajo que se hizo en las fosas y de dignificación de las víctimas", señala Máximo Castex, abogado que representa en Argentina a los querellantes en el proceso. El mausoleo edificado acoge los restos óseos de 2.840 republicanos, fusilados frente a las tapias del camposanto, y que fueron hallados tras excavaciones en nueve fosas comunes.

"La única conclusión es que falta voluntad de que esto se realice"
Sin embargo, la jueza ha recibido –poco antes del horario fijado para el examen– una diligencia que indica "que la inspección la realizará el próximo 18 de junio el propio juzgado de Málaga y remitirá un informe o acta". "No se entiende esta decisión, no tiene lógica", continúa Castex, "la única conclusión es que falta voluntad de que esto se realice", define sobre la decisión judicial. "Esto era sólo una visita a un sitio público con el objetivo de una visita ocular", concluye.

El Juzgado Número 9 de Málaga no ha ofrecido "ningún motivo particular" para anular el trabajo previsto. "Impide a la jueza Servini visitar el cementerio de San Rafael pero se han limitado a eso, a indicar que no se va a la realizar", expone el letrado de la denominada Querella Argentina. Según Máximo Castex, "hace tres días que el Juzgado de Málaga tiene el exhorto, bastaba con autorizar a la jueza y el fiscal, no hace falta que fuera el juez, pero ni siquiera eso se ha hecho".


Durante la estancia en España enmarcada en la causa contra el franquismo, María Servini y el representante del Ministerio Público argentino sufrieron un primer revés judicial en la sede judicial de Miranda de Ebro, que no ofreció colaboración. No obstante, otros juzgados con "diligencias más complejas, con audiencias testimoniales", sí contribuyeron a la labor solicitada previamente mediante exhortos "que en el plazo de unas horas quedaron resueltos".

Fue el caso de Gernika (Vizcaya), Sevilla y los territoriales de Carmona y Marchena, donde la judicatura argentina tomó declaración a víctimas del franquismo. "No tengo más que agradecerle a los señores jueces que se han comportado excelentemente", dijo al respecto la propia Servini de Cubría.