Buscar

martes, 20 de abril de 2010

Manifiesto de Málaga en apoyo al Juez Garzón y a favor de la justicia basada en la defensa de los DDHH



El juez Baltasar Garzón ha ejercido la justicia de forma incansable y valiente durante veinte años en la Audiencia Nacional, comprometido, tanto en España como en el mundo, en la defensa de los derechos humanos y en la persecución tenaz de todos aquellos enemigos de la democracia en su sentido más perverso: dictadores, terroristas, corruptos, narcotraficantes y redes mafiosas.

En esa línea, el juez Baltasar Garzón ha sido, asimismo, uno de los principales promotores del desarrollo en España del principio de Justicia Universal.

Sin embargo, este juez está siendo víctima de una campaña de persecución política promovida por sectores de la extrema derecha, como Falange Española y Manos Limpias, y por cuantos están detrás de la trama corrupta del Gürtel, con la sorprendente, y aberrante, connivencia de algunos sectores judiciales que aún no han alcanzado su transición democrática.

El proceso contra el juez Baltasar Garzón es en realidad, en caso de consumarse, un juicio sumario contra los defensores de la Democracia:

- Porque Falange Española y Manos Limpias son autores materiales e intelectuales de los crímenes cometidos contra el orden constitucional republicano y contra cuantas personas lo defendieron y sufrieron con sus propias vidas y bienes.

- Porque de igual forma, estas dos organizaciones fascistas, firmes partidarias de retornar a un sistema totalitario, consiguiendo sentar en el banquillo de los acusados al juez Baltasar Garzón, respetuoso con el orden constitucional que los españoles nos hemos dotados, nos está sentando en el mismo lugar a toda la ciudadanía malagueña, andaluza y española partidaria de la democracia.

El proceso contra el juez Baltasar Garzón es en realidad, en caso de consumarse, un juicio sumario contra el intento de investigar y juzgar a la delincuencia política o económica:

- Porque encontrarían los implicados en el caso Gürtel, el mayor escándalo de corrupción política habido desde que se inició nuestra actual etapa democrática, el caldo de cultivo idóneo para solicitar la nulidad de todo lo instruido, y la impunidad de sus fechorías, así como la de otros procedimientos contra la corrupción política en los que el juez Garzón haya formado parte en la instrucción.

El proceso contra el juez Baltasar Garzón es en realidad, en caso de consumarse, un juicio sumario contra los defensores de la Justicia:

- Porque, ¿cómo podríamos seguir hablando de justicia democrática a partir de que el primer condenado por las gravísimas tropelías que hizo el franquismo puede ser el propio juez Garzón por pretender cerrar, con dignidad y resarcimiento a las víctimas, esa página execrable de nuestra historia?

El proceso contra el juez Baltasar Garzón es en realidad, en caso de consumarse, un juicio sumario contra los Derechos Humanos y a favor de la impunidad de crímenes muy graves de carácter internacional:

- Porque sería el reconocimiento de que nuestro Estado social y democrático de derecho es incapaz de acatar los compromisos derivados de las firmas de Tratados Internacionales que obligan a investigar y a juzgar los crímenes lesa humanidad. En este sentido, tenemos que recordar que ya en 2008 el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas recomendó al Estado español la derogación de la preconstitucional Ley de Amnistía de 1977.

- Porque sería el reconocimiento de que nuestro Estado social y democrático de derecho, que fue capaz de procesar al dictador Pinochet, es ahora incapaz de juzgar su propia dictadura franquista. Y además, una clara advertencia para que quien lo intente será juzgado y condenado por ello.

Alertamos de que una sentencia adversa al juez Baltasar Garzón, tras agotar las instancias judiciales españolas, acabaría probablemente con una superior sentencia condenatoria del Tribunal Europeo de Derechos Humanos contra: el Tribunal Supremo del Reino de España, contra su Consejo General del Poder Judicial; en resumidas cuentas contra el Estado democrático español, que es lo que en última instancia persiguen los partidarios de la acusación de extrema derecha, personada y admitida en el procedimiento, para deterioro de nuestro sistema de convivencia pacífica sustentado en la libertad, la tolerancia y la pluralidad.

El juez Baltasar Garzón representa el modelo de justicia basado en la defensa de los Derechos Humanos conforme con el Derecho Internacional que millones de ciudadanos y víctimas reclaman en todo el mundo.Por ello, haciéndonos eco del sentir mayoritario del deseo de la ciudadanía malagueña de vivir en libertad, con una justicia democrática al servicio del interés general:

- Pedimos al poder judicial el inmediato archivo de los procedimientos incoados al juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, así como que por el poder ejecutivo y legislativo de la soberanía popular se tomen las reformas normativas que correspondan para que estos hechos más que lamentables no vuelvan a repetirse en nuestro Estado de Derecho.

¡¡¡VIVA LA JUSTICIA DEMOCRÁTICA !!!

¡¡¡ VIVAN LOS DERECHOS HUMANOS!!!

¡¡¡ MÁLAGA CON EL JUEZ GARZÓN !!!

EN LA PLAZA DE LA CONSTITUCIÓN DE MÁLAGA, LA PRIMERA EN EL PELIGRO DE LA LIBERTAD, A LAS 20 HORAS DEL 20 ABRIL DEL 2010.