Buscar

sábado, 18 de febrero de 2012

Mi homenaje en el Peñón del Cuervo en el 75 aniversario de la huida de Málaga y del fusilamiento del abuelo Juan


El pasado 11 de febrero tuve oportunidad por primera vez de asistir a un acto de homenaje a las personas que escaparon de Málaga a la entrada de las tropas franquistas en febrero de 1937. Dado que mi familia materna hicieron este éxodo no todos con éxito fue para mi un honor asistir y poder decir unas breves palabras en memoria de todos ellos en este 75 aniversario; agradezco profundamente las palabras de presentación que con tanto cariño me dedicó Miguel Cerón y la gran sorpresa que me llevé cuando en los preparativos del acto sacaron las fotos de las víctimas malagueñas y entre ellas tenian la foto de mi abuelo y el retrato coloreado por mi que le dediqué hace años:

Peñón del Cuervo 11/2/12 Acto de homenaje del Foro por la Memoria de Málaga

Agradezco la oportunidad que me brindan los compañeros del Foro por la Memoria de Málaga para poder decir unas palabras en homenaje a mi madre y a mis abuelos que tuvieron que realizar tan duro éxodo.

Mi madre con solo 13 años la evacuaron con la Colonia Escolar de UGT de la Enseñanza que estaba ubicada en una casa ocupada para este fin en el barrio de Pedregalejo.

Hizo el trayecto hasta Almería y Valencia sola sin su familia. En los años 60 ya lejos otra vez de Málaga debido al exilio interior (a veces tan poco recordado); recordaba de una forma muy traumática que ella había vivido bombardeos...mis hermanos y yo, eramos niños y no alcanzábamos a comprender la crueldad que aquí ocurrió.

Mis abuelos sanitarios del Hospital de Sangre de la ciudad, dicen que también escaparon pero que los alcanzaron en Motril.

El abuelo Juan, miliciano sanitario fue fusilado en San Rafael hace 75 años el próximo 14 de marzo.

La abuela Rafaela aún no sabiendo como ella pasó tan difíciles sucesos, ya que se quedó sola sin hijas y sin su marido, esposa de un fusilado tuvo la oportunidad de poder recuperar el cuerpo del abuelo, según la historiadora Encarnación Barranquero hasta el año 40 se podían recuperar los cuerpos de los familiares pagando una tasa. Aún encima de matarte al familiar te obligaban a pagar por su cuerpo para recuperarlo. De la abuela, no sabemos en que circunstancias vivió la represión a las familias pero si sé que no tengo capacidad de poder saber lo que le pudo ocurrir.

He tardado en volver pero como le prometí al abuelo Juan he vuelto y estoy aquí

MJBarreiroLG