Buscar

lunes, 22 de julio de 2013

Acción antifascistas de sustitución de placas de la calle General Asensio Cabanillas de Nerja


nerjalimpia de símbolos fascistas 20 de Julio de 2013
Hace más de dos años que denunciábamos públicamente al gobierno del Partido Popular de Nerja por infracción de la Ley de Memoria Histórica -Artículo 15. Símbolos y monumentos públicosal mantener, a toda costa, las placas de señalización de una calle con el nombre del general fascista Carlos Asensio Cabanillas.

Siendo conscientes del desembolso económico que suponía para las mermadas arcas municipales la realización de las nuevas placas, como medida de austeridad propusimos que, al menos, se sustituyera el cargo militar de general  por el cargo penal de criminal, tal y como se puede apreciar en la foto superior. Para ello tiramos de photoshop e hicimos un fotomontaje de lo bien que quedaría y, lo más importante, a un coste mínimo. ¡Todo ventajas!

Pero han pasado los años, la crisis se ha agudizado y nada han hecho por remediar esta infamia. Es por ello que los "servicios operativos" del NLSF decidimos asumir los gastos de sustitución de las placas en una acción que coincidió con el 77 aniversario del golpe fascista del 18 de julio de 1936.

Sabemos que el gobierno del Partido Popular de Nerja y, en especial, su alcalde José Alberto Armijo, nos lo agradecerá eternamente y acogerá el nombre de nuestro colectivo como propuesta para sustituir en un futuro próximo el nombre de la calle fascista.

Algunos detalles:

La avenida Rodríguez Acosta (exgobernador franquista) atraviesa la calle y conforma la denominada 'las cuatro esquinas de oro de Nerja'. En una de ellas vive José Utrera Molina, suegro del actual ministro de Justicia Gallardón, presidente de la Fundación Francisco Franco y exministro franquista imputado en Argentina por crímenes de lesa humanidad. Justo enfrente se encuentra la casa de la familia Giménez Reyna, cuyo padre, coronel de la Guardia Civil, participó activamente en la aniquilación de los últimos maquis en la provincia de Málaga. Atravesando la avenida, en una esquina se encuentra la casa que se construyó en Nerja un familiar de Cristóbal Martínez Bordiú, marqués de Villaverde, yerno de Franco. Y por último, cuadrando el círculo, en la cuarta esquina de oro construyó su vivienda el alcalde franquista de Nerja, Rafael Sánchez de las Matas.