Buscar

jueves, 19 de junio de 2014

Concentración Referéndum YA! en Fuengirola



AL AYUNTAMIENTO DE FUENGIROLA, CONGRESO DE LOS DIPUTADOS, GOBIERNO DE ESPAÑA Y PARLAMENTO ANDALUZ

La Plataforma Cívico-Política de Fuengirola, creada de urgencia por la abdicación del Rey de España, compuesta por ciudadanos y las organizaciones políticas Equo, Frente Cívico, Fuengirola Despierta 15M, Izquierda Unida y Primavera Andaluza, 
MANIFIESTA:

Consideramos que tras la abdicación del rey Juan Carlos I, es el momento de dar la voz a la ciudadanía para que esta decida sobre el modelo de Estado.

La proclamación del Rey Juan Carlos en 1975 por las Cortes franquistas, otorgaba a la Monarquía la legalidad franquista, pero no legitimidad democrática, conseguida con la aprobación de la Constitución española de 1978 a partir del voto de los ciudadanos en referéndum. Pero es evidente que ello se produjo en condiciones de clara excepcionalidad pues no se ofrecían más alternativas al Pueblo Español que monarquía o incertidumbre. De este modo la ciudadanía no tuvo la oportunidad de elegir otra forma de Estado además de votar presionada y asustada por los poderes fácticos del régimen, aún presentes. Lo que en el momento de la transición se presentó como regulaciones que pretendían garantizar la estabilidad social e institucional para facilitar la viabilidad de una frágil democracia, con el tiempo se ha ido convirtiendo en un miedo patológico al debate y a la participación de la ciudadanía. Es ese inmovilismo, que se expresa también en la figura del bipartidismo “turnista”, uno de los factores que más está contribuyendo al deterioro de la propia democracia.

Sería un grave error democrático no aprovechar esta ocasión, que nos brinda la abdicación del Rey Juan Carlos, para proceder a un reforzamiento del sistema democrático, dándole la palabra a la ciudadanía para que en condiciones de normalidad pueda decidir cuál es la forma de Estado que considera más idónea.

Lamentamos el apoyo a la sucesión, pactado entre los partidos mayoritarios y cuyo objetivo es proteger el sistema heredado de la Transición. Contrasta con una ciudadanía que se moviliza masivamente a favor de un referéndum junto a numerosas organizaciones sociales, políticas y sindicales que señalan la necesidad de abrir un proceso constituyente donde sea posible optar por un modelo de Estado donde todos los españoles sean iguales ante la Ley, como dice el artículo 14 de la Constitución, donde el Jefe del Estado sea elegible por los ciudadanos y las instituciones respondan a las demandas ciudadanas.

Estamos en un momento histórico extraordinario que sólo se puede abordar con más democracia y no con opacidad y pactos a puerta cerrada. La única sucesión posible es aquella que se realice por votación. No hay estabilidad sin legitimidad democrática.

El Pueblo Español, como depositario y único ostentador de la soberanía y sintiéndose con la suficiente madurez y responsabilidad para dirigir su futuro, desea votar libremente en referéndum la forma de la jefatura del Estado. Hay generaciones que no pudieron votar en su momento y que ahora quieren participa en el devenir sin hipotecas pasadas.

La abdicación del rey remueve los cimientos de un modelo que ya no nos representa y supone la ocasión perfecta para que reiniciemos entre todos y todas un sistema colapsado, con transparencia y participación ciudadana. Es hora de construir una república ciudadana que dé un paso hacia delante en materia de protección de derechos básicos, profundización democrática y defensa del medio ambiente.

Por lo anteriormente expuesto los/as ciudadanos/as, y las organizaciones políticas Equo, Frente Cívico, Fuengirola Despierta 15M, Izquierda Unida y Primavera Andaluza 
PROPONEN:

1.- Que el Ayuntamiento de Fuengirola manifieste su rechazo a la Ley de Sucesión.

2.- Instar al Gobierno de la Nación y a las Cortes Generales a la apertura de un proceso constituyente, con arreglo a lo dispuesto en el artículo 92 de la Constitución Española, en el que la ciudadanía decida de forma transparente y participativa que modelo de Estado quiere y que incluya un referéndum que permita elegir entre monarquía o república.

3.- Dar traslado del presente manifiesto a las Cortes Generales, al Gobierno de la Comunidad Autónoma de Andalucía, y a los grupos parlamentarios tanto del Congreso de los Diputados como del Parlamento Andaluz.