Buscar

domingo, 7 de octubre de 2012

Nazi-fascistas griegos quieren establecerse también en España

 
 
El ultraderechista partido griego Amanecer Dorado planea fundar una filial en el estado español. La reunión tendrá lugar el próximo 18 de noviembre en Málaga. Según diarios será el conocido neonazi Miguel Ángel Fontán quien presida dicha filial.
 
Redacción Rojo y Negro.-13/9/12- Amanecer Dorado es una formación política que profesa una ideología ultraderechista al uso, en la que destaca especialmente un acentuado sentimiento xenófobo. Sus teorías racistas tienen su expresión en la prédica de medidas tales como la expulsión de inmigrantes o la colocación de minas antipersona y vallas electrificadas en las fronteras griegas. Respecto a lo que a hechos se refiere, valga como ejemplo el ataque acaecido durante el pasado fin de semana, en el que una treintena de militantes, atacaron a inmigrantes que regentaban puestos en un mercadillo. Y no es un hecho aislado, el uso sistemático de la violencia por este grupo es ampliamente conocido, aunque a menudo difícil de probar ante un tribunal.
 
En medio de esa abierta hostilidad que no solo profesan contra inmigrantes, si no también contra homosexuales o grupos de izquierda, Amanecer Dorado sabe ganarse a la empobrecida y hastiada población griega. Distribución gratuita de alimentos, campañas de donación de sangre y diversas medidas de corte social han conseguido que esta sea la única formación griega que crece en intención de voto. Solo se requiere una condición para acceder a estas obras de carácter social: ser griego “de sangre”.
 
Este último tipo de actos son probablemente si no los más graves ciertamente los más preocupantes. El discurso de corte “social” y populista de este tipo de formaciones llega con facilidad a la clase trabajadora sobre la que se ha cebado la crisis capitalista. Además saben dar un suculento chivo expiatorio, un culpable al que dar caza y que no se va a defender, sea el inmigrante, el judío o el musulmán. Pero no hay que engañarse y hay que saber mirar más allá del mensaje, recordando a Camus “en política son los medios los que deben justificar el fin”. Todos sabemos que detrás del inmigrante que trabaja por la mitad del salario está la mano del empresario sin escrúpulos y que detrás del último ERE no hay un complot de mapuches si no una deslocalización a Tailandia.
 
En las últimas elecciones griegas Amanecer Dorado obtuvo el 6.92% de los votos. Pero eso no es lo peor, el 26% de los votantes entre 18 y 34 años votaron a esta formación. Y el caso griego no es un fenómeno aislado en Europa. Examinando un mapa de resultados electorales podremos comprobar como el Frente Nacional de Marine Le Pen obtuvo un 17.9% de los votos. En Austria las encuestas otorgan una intención de voto del 27% al Partido Liberal de Strache. En Holanda el antimusulmana partido PVV se convirtió en la 3º fuerza más votada en el país. Si continuáramos enumerando la lista sería sin duda extensa: Dinamarca, Finlandia, Noruega, Bélgica, Suiza, Suecia… En el estado español grupos como Alianza Nacional o España 2000 procuran seguir la estela. Si bien sus resultados electorales aún están lejos de emular a sus “camaradas” europeos lo cierto es que sus estadísticas aumentan. Personajes como Josep Anglada, violento, racista y simpatizante confeso del movimiento Skinhead ocupan concejalías. Deberíamos razonar el por qué de éste fenómeno y recordar que tras la Primera Guerra Mundial y a raíz de la crisis económica que asolo Europa Hitler consiguió el poder en Alemania. No necesitó ganar unas elecciones, le valió con una población empobrecida y cansada de las promesas vacías de los políticos, unos militantes extremadamente violentos y cargados de odio y el beneplácito de unos ciudadanos que supieron mirar hacia otro lado.