Buscar

domingo, 14 de septiembre de 2014

La Agrupación de Represaliados en Valdenoceda (Burgos) busca a una familia malagueña

 
La prisión de Valdenoceda (Burgos) estuvo abierta menos de cinco años (entre 1938 y 1943) y se tiene constancia de la muerte, por hambre y frío, de al menos 154 presos republicanos
 
Septiembre de 2014.-
La Agrupación de Familiares de Represaliados en Valdenoceda (Burgos) busca a una familia originaria de Benaluria (Málaga), de donde era una persona que fue apresada, trasladada a Valdenoceda y que murió en aquella prisión el 8 de noviembre de 1938.
 
El objetivo de esta localización es conseguir que esa familia sepa, al menos, que su padre o su abuelo murió en aquella prisión hace 75 años y que puedan, si lo desean, conocer una parte de la historia familiar.
 
En la prisión de Valdenoceda (Burgos), que estuvo abierta desde finales de 1938 hasta agosto de 1943, se tiene constancia oficial de la muerte de 154 presos republicanos. De ellos, uno era malagueño y quizás vivan en la provincia de Málaga algunos de sus descendientes directos.
 
Se trata de Domingo Calvente Carrasco, natural de Benalauría (Málaga), que murió en la cárcel de Valdenoceda el 8 de noviembre de 1938. Se da la circunstancia de que Domingo es el primer muerto de la prisión de Valdenoceda y los investigadores creen que pudo ser enterrado en el cementerio viejo de la localidad. Su cuerpo, por esta circunstancia, no podrá ser recuperado, pero al menos la familia puede tener un lugar para velar los restos de su ancestro si lo desea.
 
Se ruega la difusión de esta búsqueda, junto con el correo electrónico de la Agrupación (valdenoceda.exhumacion@gmail.com), con el objetivo de conseguir la localización de esta familia.
 
La prisión de Valdenoceda
La prisión de Valdenoceda estuvo abierta desde finales de 1938 hasta agosto de 1943 en la localidad de Valdenoceda (norte de Burgos). Se convirtió, de hecho, en una terrible cárcel de exterminio, dadas las condiciones de vida de los presos, sin apenas comida. La inmensa mayoría de las muertes se produjeron por colitis epidémica, que no era otra cosa que el impacto del hambre y del frío sobre el cuerpo humano.
 
Allí murieron oficialmente 154 personas, que fueron enterradas bien en el cementerio viejo (11 de ellos, uno de los cuales es Domingo Calvente Carrasco), en plena calle (2) o en un solar de Instituciones Penitenciarias (141).
 
La Agrupación, que se constituyó formalmente en 2005 y que inició en 2007 los primeros trabajos de exhumación, ha conseguido exhumar a un total de 116 restos, ha podido contactar con 95 familias de toda España y ha identificado 49 restos, muchos de los cuales reposan por fin en su pueblo, con su familia.
 
De nuevo, rogamos difusión de esta información, fundamental para localizar familias. Pueden contactar con nosotros