Buscar

viernes, 5 de septiembre de 2014

Sobre Arias Navarro, el carnicero de Málaga


Plataforma Contra la Impunidad del Franquismo 4/9/14
Ana Martínez Elcoro-Arestizábal, presa del franquismo, atestigua ante Tomasa Cuevas que el día 22 de octubre de 1961 fue conducida por la policía a Gobernación. En uno de los compartimentos, detrás de la mesa, estaba sentado un hombre que le preguntó: "¿Sabe delante de quién está?".

 Al contestarle que no, me dijo:
"Soy el jefe de la Brigada Político-Social". Era Arias Navarro.

Y añadió: "De la primera hostia que le he dado a su marido lo he tirado al suelo."

Me preguntó también sobre mi actividad en Francia, sobre el trabajo de las mujeres, todo con bastantes precisiones.

 
Del libro 'Testimonios de mujeres en las cárceles franquistas'.

Arias Navarro fue fiscal en numerosos consejos de guerra franquistas, actuó con fiereza en la represión directa en Málaga por lo que fue apodado Carnicerito de Málaga, también trabajó como capitán asesor jurídico del ejército y más tarde fue Director General de la DGS entre 1957 y 1965, cuando se asesinó a Grimau. Franco lo nombró presidente de Gobierno después de Carrero y acabó su impecable recorrido al servicio de la dictadura fascista siendo nombrado presidente de gobierno por Juan Carlos, hasta su cese en 1976.

De esta forma, para transitar hacia la democracia España escogió el mejor gobernante al que un pueblo puede aspirar. Sin embargo, a pesar del esfuerzo, el hombre no logró enmascarar sus "aptitudes" y en 1976 el estado buscó un sucesor de apariencia más limpia y aseada. Lo halló en Adolfo Suárez.